Zidane se disculpa recibió insulto de Materazzi

Zidane se disculpa recibió insulto de Materazzi

PARIS (AFP).- Zinédine Zidane se disculpó, ayer miércoles en Canal+, por haber asestado un cabezazo al defensa italiano Marco Materazzi en la final del Mundial-2006 de fútbol entre Francia e Italia, afirmando haber sido insultado con “palabras muy duras”, en una entrevista emitida en diferido.

“Me disculpo ante los niños que han visto eso, declaró al director del juego francés. Mi gesto no es perdonable (…). Por supuesto que no es un gesto a imitar. Deseo decirlo alto y fuerte porque fue visto por dos o tres mil millones de telespectadores y millones y millones de niños”.

“Por obligación ante ellos, me disculpo y lo digo alto y fuerte, añadió Zidane. Y también ante las personas y los profesores que están allí para educar a estos niños y mostrarles las cosas que no deben hacer. Ante todos ellos me disculpo”.

Preguntado sobre el contenido exacto de las observaciones de Materazzi, Zidane indicó que “eran cosas muy personales, eso afecta a la madre, a la hermana. Lo escuchas una vez, e intentas irte. Es lo que hago, porque yo en realidad me voy. Lo escuchas dos veces, y luego la tercera vez…”

El jugador, que colgó las botas después del Mundial-2006, indicó sin embargo “no arrepentirse” del cabezazo que provocó su expulsión en el minuto 110 del encuentro.

“No puedo lamentar mi gesto ya que eso querría decir que él tenía razón al decir todo eso, explicó. No puedo, no puedo, no puedo decir eso. Y no, no tiene razón para decir lo que dijo. No basta con sancionar siempre la reacción”.

Zinédine Zidane, elegido mejor jugador de la Copa del Mundo por la Federación Internacional (FIFA), volvió de nuevo sobre las circunstancias exactas del incidente ocurrido en el minuto 110 del encuentro, que causó su expulsión No había ningún contencioso antes (con los italianos) aunque había roces entre los jugadores, indicó. Así es el juego, es de esa manera desde siempre, más en una final de Copa del Mundo. Es justo en ese momento en cuando me tira de la camiseta. Le digo que deje de tirarme de la camiseta. Que si la quiere, se la cambio al final del partido”.

“Entonces él dice unas palabras, palabras que son muy duras y las repite varias veces, añadió Zidane. Palabras que a veces son más duras que los gestos. Es algo que, en cualquier caso, se hace muy rápidamente. Son palabras que me afectan en lo más profundo”.

Zidane precisó que acudirá a la convocatoria de la comisión de disciplina de la FIFA, que abrió una investigación sobre su gesto, reclamando al mismo tiempo sanciones contra Materazzi.

Lo que deseo decir es que se habla siempre de la reacción, que es inevitablemente castigable y se debe castigar. Si no hay provocación, no puede haber una reacción. Es necesario sancionar al verdadero culpable, y el culpable, es él, que provoca”.

“¿Es que creen, ustedes, que en un final de la Copa del Mundo, cuando estoy a diez minutos del final de mi carrera, yo voy a hacer un gesto como ése porque eso me causa placer.

*******

Política arropa caso Zidane

PARIS (AFP) .- Zinédine Zidane respondió vivamente ayer al dirigente populista italiano Roberto Calderoli, que dijo que el equipo de Francia estaba “compuesto de negros, islamistas y comunistas”, unos comentarios “peores” que su cabezazo en la final del Mundial de fútbol, según el jugador.

“El vicepresidente del Senado italiano que dijo que ganaron a un equipo de negros, islamistas y comunistas, ¿no pensáis que es peor eso? ¿No pensáis que eso es grave?, se cuestionó el jugador en una entrevista emitida en la cadena privada TF1.

“A mí, eso, eso me choca”, continuó. “Mi gesto choca, pero eso para mí es peor”, dijo todavía Zidane. “Cuando escuchas eso, eso hace mal”, añadió. Dirigente de la Liga del Norte, partido de la derecha populista a menudo de tono xenófobo, Calderoli se vio obligado a abandonar su puesto de ministro de Reformas institucionales en el gobierno de Silvio Berlusconi por haber lucido una camiseta con caricaturas del profeta Mahoma en la RAI, en el momento de mayor agitación de la grave crisis internacional.

Calderoli saludó “una victoria de la identidad italiana, de un equipo que alineó lombardos, napolitanos, venecianos y calabreses y que ganó contra un equipo de Francia que sacrificó su propia identidad alineando negros, islamistas y comunistas para obtener resultados”.

“Cuando digo que el equipo de Francia está compuesto de negros, islamistas y comunistas digo una cosa objetiva y evidente”, confirmó el martes. “Quien se escandaliza y reclama excusas no tiene la conciencia tranquila”, añadió.