WikiLeaks

WikiLeaks

La DEA quería a Quirino vivo y fuera de la República Dominicana, para que hablara
Este cable de WikiLeaks  forma parte de los 2,000 documentos enviados al Departamento de Estado por la embajada de los Estados Unidos  en la República Dominicana y que la organización de Julian Paul Assange, periodista y activista de Internet australiano, entregó al Grupo SIN de noticias para su divulgación en el país. Este cable, de febrero del 2005, fue divulgado anoche anoche por Noticias SIN, dirigido por la periodista Alicia Ortega.

27172, 16 de febrero, 2005

1. (U) A seguidas, la duodécima en nuestra serie sobre el primer año de la administración del Presidente dominicano Leonel Fernández:

El narcotraficante Paulino posiblemente señale algunos de los altos políticos dominicanos y oficiales militares por complicidad, por aceptar sobornos o al menos de no actuar mientras él acumulaba millones de dólares provenientes de las drogas.

  Quirino Paulino, el centro de atención de la justicia dominicana.  (U) Con su cara aniñada  e incipiente calvicie, Quirino Paulino Castillo no luce, a primera vista, como el punto central en la orientación de la justicia dominicana.  Un veredicto de la SCJ el viernes, 18 de febrero, será decisivo en cuanto al significado del caso de narcotráfico de Paulino para la viabilidad del sistema judicial dominicano, con importantes implicaciones para la política y la sociedad dominicana en general.

(U) La DNCD, con la asesoría y guía de su contraparte estadounidense, DEA, arrestó a Paulino el 18 de diciembre, poco después de haber detenido una camioneta en una importante vía del centro de Santo Domingo.  La camioneta cargaba 1,387 kilos de cocaína perfectamente empaquetada.  Las llamadas telefónicas monitoreadas habían descubierto el juego, suministrando evidencia de que Quirino, llamado “El Don” por sus asociados, había ordenado el embarque.

 (C) Esta fue la mayor redada contra drogas en la historia dominicana.  El éxito de la cooperación bilateral para el cumplimiento de las leyes condujo a una rápida solicitud de parte de la corte del Distrito Federal del Distrito Sur de NY para la extradición de Paulino, procesada por el Departamento de Justicia, el Departamento de Estado y la Embajada estadounidenses y entregada al Canciller dominicano en dos semanas, una rapidez  sin precedentes desde que se iniciaron las extradiciones en 1998. NY quiere a Paulino porque la ciudad de NY era el destino de la cocaína;  La DEA y el resto de la comunidad estadounidense responsable de hacer cumplir las leyes quiere además a Paulino fuera de RD para evitar que utilice el soborno para esquivar las acusaciones, para lograr que hable y para mantenerlo vivo.

 Estado de futuras extradiciones.  (SBU) El caso  Paulino es importante no solo debido al tamaño de la redada, sino también debido a la coincidencia del momento, un caso que sienta precedentes para futuros casos de extradición.  Las 90 extradiciones hacia EUA llevadas a cabo desde 1998 fueron recomendadas por presidentes dominicanos bajo procedimientos penales napoleónicos que datan de los primeros días de la República.  Los tribunales dominicanos no tienen casi nada que ver con las extradiciones.  Pero con la ayuda y la asesoría técnica de EUA, los dominicanos han iniciado una revisión de su sistema judicial en años recientes, con el Congreso dominicano votando para establecer un nuevo código de procedimiento criminal que desde septiembre pasado limita la discreción del ejecutivo y le da a los acusados procesos con procedimientos más claramente definidos dirigidos a reforzar los derechos constitucionales. Un cambio fundamental en el nuevo Código fue asignarle a la Cámara Penal de la SCJ, compuesta por 5 jueces, la autoridad para examinar las solicitudes de extradición y darle jurisdicción sobre las vistas orales en cada caso.

(C) Plenamente conscientes de la imperecedera importancia de este caso, el Procurador General Francisco Domínguez Brito tomó la determinación de hacer los mejores razonamientos posibles.  Buscó y obtuvo de las autoridades estadounidenses, en poco días, un afidávit adicional con información más específica sobre los cargos en que se basa EUA. El Gobierno norteamericano suministró jurisprudencia de otras jurisdicciones en los que se habían hecho extradiciones, incluyendo Colombia, para fortalecer la presentación del caso contra Paulino.  Los abogados de Paulino obtuvieron un aplazamiento de varios días para estudiar la información adicional, pero el 4 de febrero la Cámara Penal escuchó los argumentos finales.  Un abogado del Gobierno dominicano representó los intereses estadounidenses en reciprocidad con los procedimientos de EUA, un acuerdo que la defensa objetó.  La Cámara se dio dos semanas, hasta el 18 de febrero, para dar su veredicto sobre la extradición y temas relacionados.

 (U) Paulino ha permanecido detenido, casi todo el tiempo, en la DNCD en vez de la cárcel pública de Najayo.  Él protestó por esta decisión a principios del proceso, diciéndole a la Cámara, en un arrebato mientras salía del tribunal: “Estoy perdiendo todo mi color porque no he visto la luz del sol desde que fui arrestado”.  Su defensa obtuvo un mandato de un tribunal de primera instancia ordenando que fuera transferido a Najayo, donde podía reunirse con sus abogados en privado.  La rama ejecutiva aceptó, situándolo en el área para fugitivos sujetos a procedimientos de extradición.  A los pocos días, sin embargo, el Procurador General Domínguez Brito ordenó que Paulino fuera devuelto al DNCD y le dijo a la prensa que tenía “evidencia de entero crédito sobre una conspiración internacional” contra Paulino.  Paulino, aparentemente conmocionado les dijo a sus abogados que no protestaran contra el traslado.

  (SBU) La extradición de Paulino es una prueba para la ética y credibilidad de la Cámara Penal, la SCJ y todo el sistema judicial dominicano.  La familia de Paulino y sus partidarios han apelado a la “soberanía nacional” y difamado  las intenciones de EUA.  Un comentario, hecho de pasada, por un alto miembro del equipo de la embajada sobre “las preocupaciones de EUA sobre la justicia dominicana” desató diatribas en la prensa y medios de comunicación;  el embajador utilizó un encuentro con la prensa en el Palacio de la Presidencia para expresar confianza tanto en el sistema judicial dominicano como en el funcionario de la embajada.  La oficina de Relaciones Públicas de la SCJ produjo inmediatamente un extraño anuncio de media página en los periódicos reproduciendo en forma resaltada los recuentos del periódico sobre las declaraciones del embajador y copias en negritas de las defensas editorializadas hechas por la SCJ.  Siempre deseosos de obtener una historia, los periodistas distorsionaron los comentarios del presidente de la SCJ, Subero Isa, para sugerir que la decisión de la Cámara Penal podría ser apelada ante el pleno del tribunal compuesto por 16 jueces.  Tanto el Procurador General como Subero Isa negaron esta interpretación.  (SBU) El Presidente Fernández  apoya la solicitud de extradición.  El Cardenal Nicolás de Js. López Rodríguez y el Nuncio Papal Timothy Broglio aprobaron públicamente que se envíe a Paulino a EUA para ser enjuiciado.

 (C) ¿Aprobará la Cámara Penal la extradición?  …………. (estrictamente proteger) –  dice que lo harán y cita la reputación de integridad de dos (“…no, tres”) de los cinco miembros.  La inteligencia señala que podrían estar en marcha esfuerzos para sondear los jueces sobre posibles sobornos;  las cantidades ofrecidas serían sustanciosas, tomando en cuenta otros rumores de que los abogados de la defensa reciben entre US$3 millones y US$5 millones.  Es nuestra impresión que existe más oportunidad en la Cámara Penal que en el pleno, donde las reputaciones son menos firmes y algunos jueces envueltos en la política querrían mantener a Paulino en el país, para contener las consecuencias políticas.

La parte inferior de la roca.  (SBU) Las consecuencias políticas se tienen muy en cuenta.  Paulino tenía su base en Elías Piña, en la frontera central con Haití. Proviene de una familia de escasos recursos, pero, como lo cuenta su madre, “Él ahorró e invirtió todo lo que ganó”.  En la medida en que su fortuna aumentó, Paulino compraba apoyo y se convertía en el benefactor de la provincia.  Los bienes capturados por las autoridades dominicanas se estimaron en unos 3 mil millones de pesos (US$100 millones).  Estos incluían cuentas bancarias, efectivo, tres gasolineras, una granja de productos lácteos, un molino arrocero, una granja de semillas oleaginosas, un rancho, una distribuidora de gas de cocinar, un motel, una plataforma para helicópteros y dos helicópteros.  Le compró un helicóptero al conocido amañador político “Pepe” Goico, encargado de los cuantiosos pagos que hacía Ramón Báez, del ahora colapsado Baninter, en apoyo a los viajes presidenciales del presidente Hipólito Mejía.  (El despilfarro de parte de Goico al usar la tarjeta de crédito fue tan flagrante que Báez lo demandó y lo hizo destituir, aunque brevemente).

 (U) Dada la escala de sus operaciones, Paulino debía estar trabajando con los mayoristas de cocaína colombiana y trayendo la droga por la frontera con Haití, probablemente en helicóptero.  Viajó por lo menos tres veces a  EUA en el pasado año, más o menos, según su propia admisión ante el tribunal.  La declaración jurada del tribunal estadounidense describe un encuentro concertado por teléfono, donde los agentes que lo vigilaban vieron a Paulino aceptar en Santo Domingo la entrega de un bolso del que se dijo contenía $500,000 en efectivo.

  (SBU) Paulino manejaba un Mercedes 500 sedán blanco cuando fue arrestado.  El carro fue importado libre de impuestos utilizando una autorización emitida por el vicepresidente del Senado César Matías, del PRD, el partido de Mejía.  Matías le dijo a la prensa que no sabía nada sobre el asunto;  él había transferido la autorización a un concesionario (una transacción que está prohibida por ley).

(C) En pocos días los periódicos publicaron fotografías del jefe de personal de Mejía, Sergio Grullón y de su esposa en una ceremonia en Elías Piña donde Paulino había recibido un reconocimiento como “ciudadano sobresaliente”.  En las últimas semanas el Presidente Fernández y el candidato presidencial reformista Eduardo Estrella nos han dicho por separado que los asesores les habían instado a que se reunieron con Paulino debido a su posición en la provincia – y cada uno se sintió aliviado de no  haberlo hecho. Voces poco amistosas en la prensa dominicana comentaron que el viaje del ex presidente Hipólito Mejía, vía Miami, hacia México para asistir a la Serie del Caribe a principios de febrero tuvo el propósito adicional de demostrar que el Gobierno norteamericano no le había suspendido su visa estadounidense.

(C) Y entonces estaba el asunto de la carrera militar de Paulino.  Fue nombrado teniente de manera irregular en marzo de 2002, muy probablemente a cambio de pagos en efectivo a alguien en la jerarquía militar. En mayo de 2003, el presidente Mejía firmó un decreto promoviéndolo al rango de capitán.  Aunque la prensa no ha sacado a flote el  hecho, las granjas de Paulino en Elías Piña suplían de provisiones a los puestos militares allá, sin costo alguno – un arreglo que fue suspendido por el nuevo liderazgo del ejército a pocas semanas de la toma de posesión de Leonel Fernández.  Paulino fue “separado y pasado a la reserva” en octubre de 2004, uno de los muchos oficiales militares cancelados luego de que Fernández asumiera el poder.

 (C) Estas son sólo las primeras de las conexiones disponibles en este caso.  Todo el mundo espera más.  El Secretario de las Fuerzas Armadas, Sigfrido Pared Pérez, insiste en que no vacilará en investigar cualquier vínculo con Paulino que sea revelado en los interrogatorios.  Ya tiene información sobre los lazos con Paulino de algunos oficiales activos, y posiblemente esperará los tradicionales anuncios anuales de cambios militares programados para el 28 de febrero para tomar acción.  Los cínicos piensan que la mayoría de los políticos puedan posiblemente rebotar de este asunto, igual que lo hizo el vicepresidente del  Senado.  Pero como nadie cree que Paulino fuera lo suficientemente inteligente para actuar mayormente solo, es casi seguro que existen dominicanos recién enriquecidos – varios de estos probablemente en los cuerpos militares – y algunos verdaderamente violentos colombianos que preferirían que Paulino no hablara.

 Crimen – Orientación y desorientación. (SBU)   En un mayor sentido, el caso de Paulino da una orientación hacia el tema de la corrupción y el crimen en la sociedad dominicana en general.  Los periódicos y la administración de  Fernández han resaltado la “oleada de crímenes que aflige a la sociedad dominicana” desde mediados de 2004, aun cuando las estadísticas no lo confirman. 

Los comentaristas afirman que los narcotraficantes son los culpables.  “Existen 200,000 traficantes en el país”, comentó el nuevo jefe de Policía, Pérez Sánchez, poco después de asumir el cargo.  No tenemos claro si el uso de drogas, de hecho, ha aumentado tan rápidamente como sugiere la administración, pero el tema está ahora abierto a discusión

 (U) La desconfianza hacia la Policía  y las autoridades está generalizada en los barrios pobres, y con buena razón (ver nuestro reporte sobre Derechos Humanos). En varios sucesos recientes  algunas de esas comunidades han apoyado a criminales abiertamente.

  Una pequeña banda de  Elías Piña hizo una demostración frente a la SCJ, rindiéndole homenaje a Paulino como filántropo.

 Uno de los manifestantes era la ex gobernadora de la provincia, quien estuvo presa brevemente por sus actos.  Hace seis semanas, luego que rivales dispararan contra un conocido narcotraficante en un barrio pobre de Santo Domingo, una gran multitud escandalizó al país al cargar su ataúd por las calles envuelto en la bandera dominicana.

 Y en Azua, un líder de una banda acusado del asesinato de un periodista radial de la localidad eludió su captura durante meses porque el populacho colaboró para mantenerlo escondido.

 (C) En privado, el Presidente Fernández, durante un tiempo señaló al PRD de Mejía que, como partido populista y grande, es ciertamente fuerte en los barrios pobres.  Pero no vemos evidencia creíble de que el maltrecho y aún desorganizado PRD esté promoviendo la criminalidad.

  (SBU) El caso Quirino Paulino le da una oportunidad a la administración de Fernández para tomar acción concreta contra el narcotráfico y el crimen, y dar un paso adelante para establecer la credibilidad de la administración en general cuando el Presidente hable sobre ponerle fin a la corrupción.  La decisión tomada el 18 de febrero ofrecerá la reacción judicial sobre Paulino; si Paulino es luego despachado rápidamente a EUA para llevar a cabo interrogaciones bajo seguridad y lejos de alcance alguno, él podría suministrar más información que pudiera orientar también a la rama ejecutiva.