Waddys, «una ausencia llena de presencia»

Waddys, «una ausencia llena de presencia»

Cada vez que leo un resumen del arte en el año 2003 en el renglón teatro siempre aparece como uno de los eventos trascendentales la obra de Waddys Jáquez AEl Camaleón y las 7 puertas@.

Es más lo digo sin temor a dudas que el teatro dominicano se ha avivado en los últimos 3 años gracias al ingenio y a las puestas en escena de las obras de este actor y dramaturgo dominicano residente en los Estados Unidos.

Esto le ha merecido reconocimientos, nominaciones, Casandras y un público creciente. Waddys Jáquez ha presentado AYerbamala@, APargo@ y AEl Camaleón y las 7 puertas@ y estas tres obras teatrales estarán contenidas en un libro para ponerlas a disposición de los interesados.

Se tiene prevista como fecha de entrega de este libro la tercera semana de febrero o primera de marzo, coincidentes con la entrega de los premios Casandra y con las vacaciones profesionales de Waddys quien se desempeña como profesor de teatro musical en una importante escuela de Nueva York.

El libro será editado por la critica argentina residente en el país, Mónica Volonteri quien además prologará una de las obras al igual que la editora de la revista especializada en teatro, Conjunto, Vivían Martínez ya que este tendrá la particularidad de que tendrá un prefacio por cada una de ellas.

MC: )Por qué tomas la decisión de publicar las obras?

WJ: ACreo que ya es tiempo de publicar. Mucha gente no lo sabe, pero yo escribí mis primeros cuentos e intentos literarios cuando tenía 8 años y uno de mis sueños ha sido siempre publicar, dejar que otros caminen a través de mi literatura de modo que con los años yo tenga el privilegio de ver como ellos interpretan ese pensamiento. No para juzgar si no para disfrutar y descubrir nuevas posibilidades@.

Aprovechamos el intercambio de opiniones e información para enterarnos que una cosa es la obra que se escribe y otra cosa lo que el público recibe, ya que dentro del proceso de creación del montaje del mismo se encuentran elementos importantes que el propio montaje Ase va haciendo a sí mismo@.

Estos elementos lo van sumando también los actores y la Aenergía que le suma la audiencia cuando la obra sube a escena y que definitivamente va a alterar de alguna forma todo lo prevista@.

AA mí siempre me vive sorprendiendo como la gente que no tiene ningún conocimiento de teatro, inclusive la gente que quizás va por primera vez a una sala de teatro, reacciona. Me encontré con una señora que me dijo: >ustedes lo que hacen el teatro y ella dijo ustedes los que hacen el trabajo que tu realizas son unos privilegiados de Dios porque ustedes tienen el don de llevar la palabra, de decir las cosas que de alguna manera nosotros sabemos y que necesitamos seguir escuchando siempre=, entonces eso para mí no tiene precio@.

MC: Cuando una teatrista tan conocida y reputada como María Castillo te denomina como un >animal teatral=, )cómo te sientes?

WJ: AAh, me da risa y realmente me alegra muchísimo, el término me alegra cuando lo leo, cuando María me lo dice, pero cuando vuelvo a mi proceso no lo creo, sino que vuelvo de cero para poder tener la misma energía del principio y eso es lo que me pasó por la mente siempre@.

MC: Se quejaba Elvira Taveras delante de ti y de mi de que en el país no existe lo que se llama una verdadera crítica teatral, )qué te parece a ti?

WJ: ABueno, cada quien habla desde su conocimiento, pero yo respeto muchísimo y valoro inclusive más, a quien habla desde su sensibilidad. Es muy importante que hayan críticos que te digan >mira cuando estabas caminando haciendo la flotación no te salió bien=, >cuando estabas en la mesa no lograste el equilibrio o perdiste el balance=, pero me gusta que la gente me hable desde el corazón, porque al fin y al cabo nosotros estamos hablando a la sensibilidad de la gente@.

MC: )Dónde está Waddys cuando tiene que representar múltiples personajes, estás vigilándolos?

WJ: AAcompañándolos más que vigilándolos y ellos se encuentran dentro de una libertad permisiva sin olvidar la máscara para no llegar a la locura. Yo controlo la máscara, la máscara no me controla a mí, entonces es una ausencia llena de presencia que me mantiene alerta vigilando que la máscara fluya, pero el titiritero, el que maneja el títere tiene que estar todo el tiempo en posesión de las riendas o de los dedos que mueven al títere@.

MC: )Nunca ha fallado?

WJ: ATrato de que no para no volverme loco@.

Entre las cosas distintas que marcaron ACamaleón y las 7 puertas@ estuvo la presentación de un cidi con canciones de la autoría de Waddys e interpretadas por él, nos comenta que esta experiencia fue exitosa ya que además de enriquecer el montaje Ase vendieron 300 copias y yo digo que el disco se vendió@.

Tiene la esperanza de reponer esta obra en el país y de estrenarla en varios países como sucediera con su anterior trabajo porque aunque su experiencia en el país, en la Sala Ravelo, fue de un lleno absoluto, son apenas 150 butacas por noche y esto no basta para cubrir un montaje que ronda los 20 mil dólares.

MC: )Y que más?

WJ: ASeguir escribiendo como un loco. Continuar presentándome en Nueva York con mis obras y al mismo tiempo seguir mi entrenamiento con Bethania Rivera para un nuevo trabajo que si Dios quiere presentaré a finales del mes de Julio@.