Vuelve la calma Haití luego de protestas

Vuelve la calma Haití luego de protestas

PUERTO PRÍNCIPE (EFE).- La calma retornó ayer a Haití, al cabo de tres días de protestas de diversos sectores opositores al Gobierno, que piden la dimisión del presidente Jean Bertrand Aristide.

Las manifestaciones de esta semana dejaron al menos doce muertos, según informes de las autoridades haitianas.

Calles parcialmente vacías y una escasa circulación de vehículos han dado la imagen predominante en la capital haitiana, que ni siquiera despertó con motivo de la Navidad.

La mayoría de los habitantes de Puerto Príncipe se quedaron en casa y sólo algunos salieron a pasear al parque central, cerca del Palacio Nacional.

Un árbol de Navidad colocado frente al Palacio Presidencial y otros en algunos comercios, recuerdan a los haitianos que es Navidad, algo que sin embargo no ha llegado a la gran mayoría.

Mientras, residentes de Petion Ville (costa este del país), señalaron a EFE que la basura ha reemplazado la decoración en este sector, que tenía una reputación de limpieza, mientras que en el mercado público de la zona, las muñecas quedaron en los escaparates de los establecimientos.

«No hay vida», comentó a EFE una vendedora ambulante, mientras que otra compañera señaló que estaban «paseando».

El deterioro de la situación económica del país y la crisis política actual han sido generalmente señalados como causa de la gran morosidad este año.

Esta situación contrasta con lo vivido en los últimos días tanto en Puerto Príncipe como en otras ciudades, donde se produjeron importantes protestas antigubernamentales.

Sólo en Puerto Príncipe, hubo dos manifestaciones importantes y un concierto en el cuadro de una movilización de sectores políticos y cívicos que exigen la dimisión del presidente Aristide.

Los movimientos de esta semana dejaron un saldo de al menos 10 muertos en Gonaives (centro-oeste) y dos en Puerto Príncipe, durante una protesta efectuada el lunes.

Sus organizadores, que integran una plataforma política y cívica, han sido citados para comparecer mañana, viernes, ante un tribunal.

André Apaid, del Grupo 184 (integrado por asociaciones cívicas y del sector privado), y Hervé Saintilus, de la Federación de Estudiantes Universitarios Haitianos (FEUH), deberán presentarse ante el juez Riquet Brutus.

Según una ley que regía en el periodo militar de 1987 e invocada recientemente por el Gobierno, los organizadores de manifestaciones son responsables de cualquier incidente que se registre durante el movimiento.

A pesar de ello, la Plataforma Política y Cívica, que agrupa a la mayor parte de los partidos de oposición y asociaciones cívicas, profesionales y del sector privado, ya ha anunciado una marcha, para mañana en Petion Ville.

Es la primera vez, desde la fase avanzada de la crisis, que se convoca a una marcha en Petion Ville, ciudad que tiene una reputación de tranquila.

El movimiento en contra de Aristide se ha extendido a otras ciudades como Jeremie, Miragoane (sur-oeste), Petit-Goave, Leogane (oeste), Jacmel (sureste), Mirbalais (centro), Saint-Marc, Gonaives, Gros-Morne (centro-oeste), Port-de-Paix (noroeste), Trou-du-Nord, Cabo-Haitiano (norte).

Para este fin de semana también de han anunciado protestas en Cabo Haitiano.

Mientras, Francky Exéus, diputado del gubernamental partido «Fanmi Lavalas» (Familia Avalancha), pidió ayer al primer ministro de Haití, Yvon Neptune, que decrete una «tregua» con motivo de la Navidad y Año Nuevo.

Exéus dijo que el Gobierno debe asumir la responsabilidad frente al clima de agitación que vive este país caribeño.