Vitaminas para la piel

Vitaminas para la piel

Por Ruth
Schierenbeck

Las vitaminas son parte esencial de la salud y bienestar del cuerpo y de su belleza. El importante papel de  las vitaminas ha sido ampliamente reconocido por las industrias de cosméticos y del cuidado de la piel. Esto puede ser visto en la creciente popularidad de productos que contienen vitaminas.

Las vitaminas se encuentran en forma natural en plantas y animales.  Las vitaminas son esenciales para el funcionamiento normal del cuerpo.  Con pocas excepciones, el cuerpo humano no puede producir o sintetizar vitaminas.  Para obtener estos nutrientes vitales, el cuerpo necesita fuentes externas en la forma de vitaminas.  Las vitaminas son necesarias para el funcionamiento de los órganos y contribuyen al metabolismo celular.  Las vitaminas deben ser suministradas al cuerpo regularmente, ya sea a través de la comida o tomando suplementos. Nuestra dieta habitual y nuestro estilo de vida tienen un gran impacto en el bienestar total del cuerpo.  Los malos hábitos alimenticios, una dieta rica en azúcares, el consumo de alcohol, nicotina, y cafeína, despojan al cuerpo de nutrientes esenciales como la vitamina C y B. 

Es saludable seguir una dieta balanceada que contenga vegetales y frutas frescas y mucha agua.  Los suplementos vitamínicos (tabletas), tomadas regularmente, ayudan al cuerpo a mantenerse a pesar del estrés emocional diario y de las fuerzas del medio ambiente.  Es muy importante que las vitaminas se obtengan primariamente de la dieta alimenticia. Las personas no debemos deben de esperar que las tabletas (cápsulas, líquidos o pastillas) les proveen con todos los nutrientes, por eso precisamente se llaman suplementos, porque suplementan la alimentación.

De las 13 vitaminas, las mas importantes en fórmulas para el cuidado de la piel son vitamina A, E, C y pantenol.

Vitamina E
(tocoferol)

La vitamina E es un componente clave en la estructura de las células del cuerpo y ayuda a mejorar el sistema inmunológico, lo que previene la degeneración celular.  La vitamina E en cremas cosméticas aumenta la micro-circulación de la piel (el flujo sanguíneo) asegurando una mejor alimentación del tejido, mejorando la elasticidad de la piel y reduciendo las arrugas.  La aplicaciones externas de vitamina E ayudan a inhibir las inflamaciones y a curar las cicatrices.  Estas propiedades anti-inflamatorias ayudan a la piel  en su proceso regenerativo natural.  Es especialmente útil para reducir las cicatrices después de la cirugía o en los casos de acné.  Este también provee protecciones naturales en contra de los rayos ultra violeta y sus negativos efectos.

Vitamina A (beta carotina)

El cuerpo no produce vitamina A, por lo tanto hay que obtenerlo en nuestra alimentación.  La vitamina A incrementa la actividad de las enzimas y estimula la división celular de la piel (regeneración de la piel), mejorando su condición. Los productos cosméticos que contienen vitamina A mejoran la elasticidad de la piel y regeneran la piel envejecida prematuramente y contribuyen a tener una piel joven con apariencia más suave y uniforme.  La vitamina A normaliza la keratizacion de la piel (renovación celular), este es el proceso que actúa en contra de la piel seca.  Esto la hace muy efectiva para mejorar las condiciones como la soriásis, eczema y el acné vulgarities.  También mejora la producción de colágeno y por lo tanto contribuye a una piel más firme.

Vitamina C
(ácido ascórbico)

Esta vitamina juega un papel importante en el proceso de sintetización del colágeno, mejorando la elasticidad de la piel.  Las aplicaciones externas de vitamina C ayudan a refinar la textura de la piel, reducen los puntos de pigmentación y mejoran significativamente el tono de la piel.  Estimula la producción de colágeno, ayudando así a la firmeza de la piel.

La vitamina C es soluble en el agua y tiene una habilidad limitada para penetrar la piel.  También se recomienda que esta vitamina se obtenga en una formulación que contenga un sistema para transferirla a la piel como las liposomas.

Pantenol

Pertenece al grupo de la vitamina B.  En la piel es convertido a ácido pantenoico, el cual es parte de cada célula y es esencial para el metabolismo celular.  Ayuda a que el cuerpo utilice otras vitaminas y mejora la resistencia del cuerpo al estrés.  Las cremas que contienen Pantenol proveen calma y ayudan a curar la piel en caso de daños. El Pantenol ayuda  a acelerar la keratizacion de la dermis y aumenta el nivel de humedad en la piel, dejándola suave y elástica.  Esto es muy importante cuando la piel resurge después de tratamientos exfoliadores o láser.  También mejora la regeneración  celular y tiene propiedades anti-inflamatorias.  Las cremas para uñas y manos con Pantenol ayudan a fortalecerlas y alimentarlas.