Visitó barrios de incógnito

Visitó barrios de incógnito

POR MANUEL JIMENEZ
El presidente Leonel Fernández se presentó de incógnita la noche del miércoles a los barrios de la zona norte de la capital integrados al programa de Seguridad Democrática, con el interés de inspeccionar la aplicación de las medidas preventivas que contempla el plan, declaró ayer el director de Prensa del Palacio Nacional, Rafael Núñez.

Fernández recorrió a bordo de una jeepeta y con escasa escolta los 12 sectores de la zona norte que desde el lunes han sido incorporados al programa “Barrio Seguro”, entre los que figuran Gualey, Villas Agrícolas, Espaillat, Luperón, Las Cañitas, 24 de Abril, la Zurza, Los Guandules y 27 de Febrero, dijo Núñez.

Aclaró que no se trata de un estilo nuevo en el presidente Fernández y recordó que ya en su primera gestión de gobierno entre 1996-2000 acostumbraba a presentarse inesperadamente a hospitales y a obras en ejecución para realizar inspecciones.

Fernández encabezó el lunes en Gualey el lanzamiento del plan, que tiene como objetivo erradicar la violencia, el crimen y las  acciones de ratería.

Núñez destacó los reportes de prensa que hablan del éxito de un plan similar puesto en marcha en el sector de Capotillo, uno de los más violentos del país, así como los informes de que ya residentes en los barrios recién integrados hablan de que por primera vez han podido dormir tranquilos, sin el accionar de pandillas juveniles.

Adelantó que el presidente Fernández no solo realizó una inspección personal por estos barrios, sino que en otros casos tiene la decisión de “ponerse en guardia en relación a otros asuntos que tenemos que darle seguimiento”.

No adelantó cuáles son esos asuntos, pero adelantó que “ustedes (los periodistas) lo van a ver también en las provincias, en este tipo de cosas”.

Núñez habló junto al portavoz gubernamental, Roberto Rodríguez Marchena, en el acostumbrado breafing matutino que ambos sostienen con los periodistas asignados a la fuente de la Presidencia de la República. De otro lado, Rodríguez Marchena advirtió que el gobierno llegará hasta las últimas consecuencias en las investigaciones relativas a la muerte de 24 haitianos indocumentados registrada el martes en la línea Noroeste del país.

Dijo que el hecho de que este caso haya sido asumido por el procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, es una garantía de que caerá todo el peso de la ley sobre los responsables.

Dijo que ni el país ni la comunidad internacional resisten que hechos de esta naturaleza sigan ocurriendo sin sanción. Insistió en que en todo el mundo se está reclamando sanciones contra esas redes de traficantes de personas.

De todas maneras, pidió que se dé tiempo a las investigaciones para ver lo que se establece.

 Las autoridades reportaron la detención de al menos 20 personas en relación a este caso, entre ellas el supuesto responsable del tráfico ilegal.

Asimismo, Rodríguez Marchena rechazó el criterio del sociólogo Frank Marino Hernández, en el sentido de que las instituciones del país están al borde del colapso. En este orden, dijo que las estadísticas oficiales, apoyadas por organismos internacionales, hablan de que el país ha logrado controlar la inflación y entrado en un franco proceso de estabilidad y crecimiento económico. Destacó que en el año recién transcurrido el crecimiento económico fue de un 9 por ciento, en tanto que la inflación no llegó a los dos dígitos, algo que consideró como un hecho “cuasi-milagroso”.

“Si la República Dominicana dio un hecho de milagro económico, no voy a entrar en polémica de tipo académico con este profesional, pero los hechos están ahí”, dijo.