Violencia en Kenia no cesa; mueren otras  81 personas en combates post elecciones

Violencia en Kenia no cesa; mueren otras  81 personas en combates post elecciones

NAKURU.  KENIA.
 AFP
.Al menos 81 personas murieron en las últimas 48 horas en la provincia del Valle de Rift, en el oeste de Kenia, escenario de violentos enfrentamientos étnico-políticos dentro de un contexto de «violación sistemática» de los derechos humanos, en palabras de Kofi Annan.

 Cuarenta y cinco personas perdieron la vida en Nakuru, la capital provincial, con lo que el balance de víctimas mortales desde el jueves por la noche se eleva a 81.

 Un oficial policial que pidió conservar el anonimato dio cuenta el sábado por la noche de 26 muertos en enfrentamientos interétnicos en esa provincia.

 «Ahora, tenemos 26 muertos tanto en ataques de la policía como en matanzas con machete», declaró.

 Las víctimas murieron en enfrentamientos de carácter interétnico en los barrios de chabolas de Nakuru, según la policía.

 Más de 800 personas perdieron la vida en los enfrentamientos político-étnicos que estallaron en Kenia tras la reelección el 27 de diciembre del presidente Mwai Kibaki, a quien el líder de la oposición Raila Odinga acusa de haberle robado la victoria. Pese al toque de queda impuesto en Nakuru, «las casas arden y la violencia estalló de nuevo», explicó a la AFP ayer, sábado, por la tarde un portavoz de la Cruz Roja, Anthony Mwangi.

 En el hospital general de la ciudad, el personal no daba abasto para atender a los heridos.

«Estamos desbordados. Nuestra unidad quirúrgica tiene una capacidad de sólo 36 pacientes y estamos curando en estos momentos a más de 90», explicó a la AFP un responsable del hospital, George Mugenya.

 Los kikuyus -etnia a la que pertenece el presidente Kibaki- de Nakuru se han organizado para vengar los ataques de los que fueron objeto en días precedentes, según los vecinos.

 «El gobierno no logra protegernos, así que decidimos vengar a nuestros hermanos muertos en Burnt Forest y Eldoret», dos localidades de la provincia, dijo Amos Ndungu, un kikuyu de la capital provincial.

 «El círculo vicioso de los contraataques y las represalias está volviéndose incontrolable en el Valle de Rift, hay que tomar medidas urgentes y drásticas para resolver eso», advirtió en Nairobi el secretario general de la Cruz Roja de Kenia, Abbas Gullet.