Vincula muertes a guerras del narco

Vincula muertes a guerras del narco

POR DIEGO PESQUEIRA
El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, reveló ayer que muchos de los crímenes ocurridos en el país y en especial en la región del Cibao, son el resultado de una guerra entre sectores probablemente ligados al narcotráfico, situación que definió como preocupante para la sociedad dominicana.

Domínguez Brito dijo que hasta el momento las autoridades desconocen si la lucha entre esos sectores que ha causado la perdida de muchas vidas, es por espacio, mercado u otros conflictos.

«Muchos crímenes ocurridos, principalmente en la región del Cibao, son fruto de una guerra que probablemente existe entre sectores ligados al narcotráfico», precisó el procurador, quien es oriundo de Santiago.

Domínguez Brito calificó la situación como preocupante y dijo tener informes de que la rivalidad lleva varios meses.

«Ya eso tiene uno o dos meses, hay una guerra entre ciertos sectores probablemente ligados al narcotráfico, no sabemos si es por espacio o por mercado, o si es por otro tipo de conflicto, y al parecer eso ha costado muchas vidas, sobre todo en el Cibao», manifestó.

Citó los casos de personas que han sido asesinadas y abandonadas en la línea noroeste, en Santiago y otros lugares del Cibao.

POLITICA CRIMINAL

Ante esta realidad dijo que urge en el país la implementación de una política criminal y un mecanismo que permita reducir los crímenes, robos, atracos, violaciones sexuales y el narcotráfico,

para que los ciudadanos puedan caminar tranquilos y en paz en todo el territorio nacional.

En tal sentido, Domínguez Brito, pidió a la justicia

actuar con dureza contra los delincuentes, tras señalar que el tema de la seguridad ciudadana es la primera prioridad de la procuraduría general de la República

«A la gente hay que garantizarle que pueda caminar con tranquilidad y en paz por todo el territorio nacional», apuntó.

A su juicio los crímines y delitos sew podrán reducir tan pronto sea diseñada la política a seguir.

«Hay que planificar los pasos que se van a dar en ese sentido, de  manera tal que al final, la República Dominicana siga siendo un país pacífico y que podamos reducir los niveles de violencia y de delincuencia que existen en los actuales momentos», apuntó.

Domínguez Brito sostuvo que delincuentes como los que violaron a la hija del economista Eduardo Tejera no pueden estar en las calles, razón por la que entiende que el papel de la justicia debe ser lo suficientemente.

«Hechos de esa naturaleza obligan a las autoridades a definir su

política criminal y a buscar un mecanismo más efectivo para enfrentar la criminalidad en el país», precisó.

Estimó que toda persona que se equivoque y violente la ley simplemente tiene que ser sancionado, porque la impunidad es una de las causas principales de que exista criminalidad en cualquier sociedad.