Vida saludable reduce riesgo
de cáncer entre mujeres

Vida saludable reduce riesgo <BR>de cáncer entre mujeres

WASHINGTON.- Una vida saludable y el estricto cumplimiento de varias recomendaciones alimentarias son la mejor receta que pueden seguir las mujeres posmenopáusicas en la lucha contra el cáncer, informó hoy una revista especializada.

Por el contrario, las mujeres que no acatan la mayor parte de las nueve recomendaciones alimentarias y hacen poco ejercicio, se enfrentan a una posibilidad de entre 35 a 42% mayor de morir de la enfermedad, indicó el estudio publicado en el número de julio de “Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention”.

Se calcula que en Estados Unidos una de cada tres mujeres desarrollará algún tipo de cáncer en su vida, según datos recientes.

Durante 2003, el cáncer (a excepción del melanoma) se diagnosticó en alrededor de 658.800 mujeres.

Por otra parte, la enfermedad fue la segunda causa de muerte entre las mujeres en 2000 y la principal entre las pacientes cuyas edades oscilan de los 40 a los 79 años, según los estudios.

La investigación publicada en la revista se realizó a través del análisis médico de 29.564 mujeres de entre 55 y 69 años a quienes se vigiló estrechamente durante trece años para determinar el impacto de los factores dietéticos y de estilo de vida sobre la incidencia del cáncer.

“Nuestro estudio sugiere que las mujeres de edad pueden mejorar mucho sus posibilidades de no sufrir cáncer si no fuman, controlan su peso, hacen ejercicios y acatan una dieta saludable y equilibrada”, dijo James Cerhan, profesor auxiliar de epidemiología del Colegio de Medicina de la Clínica Mayo, en Rochester (Minesota).

Cerhan agregó que, además de tener un impacto individual, las recomendaciones deberían ayudar a reducir el cáncer en toda la comunidad.

El grupo de investigadores, que incluyó a científicos de otras universidades y de centros oncológicos del país, también consideró recomendaciones dietéticas elaboradas por el Instituto de Investigación del Cáncer de EE UU.

Esos consejos incluyen tener una masa corporal equilibrada, no haber aumentado más de cinco kilogramos (11 libras) desde los 18 años, realizar una actividad física vigorosa diaria y semanal, comer cinco o más porciones de verduras y frutas por día, limitar el consumo de alcohol a menos de 14 gramos diarios, el de carnes rojas a menos de 80 gramos, el de grasas y el de sodio.

Cuando se consideró la influencia combinada de no fumar y de acatar esas recomendaciones los investigadores indicaron que, teóricamente, se pudieron aplazar o prevenir un 31% de la incidencia de la enfermedad y un 30% de las muertes.