Vicente Grisolía lamenta falta
de apoyo a música clásica

Vicente Grisolía lamenta falta <BR>de apoyo a música clásica

POR JORGE RAMOS
El pianista Vicente Grisolía lamentó que todavía en estos tiempos la música clásica y las bellas artes enfrenten dificultades para conseguir patrocinio y puedan desarrollarse como en otros países. En ese orden, el músico de 80 años de edad precisó que en pleno 2004 no observa ninguna diferencia con relación a los años 60, cuando los que se dedicaban a la música necesitaban otro empleo para poder vivir.

“El apoyo económico y la asistencia del público a conciertos y actividades de ese tipo ha mejorado un poco de un tiempo a esta parte, pero no como debería ser”, manifestó Grisolía.

LAMENTA SITUACIÓN DEL TEATRO NACIONAL

El profesor de música lamentó que el más prestigioso escenario artístico y cultural del país no cuente con un buen sistema de aire acondicionado.

“No es posible que la Orquesta Sinfónica Nacional tenga que tocar en otros lugares. Esa es una situación con la que no se puede jugar. Si el aire se dañó es para que urgementemente se le buscara una solución”, expresó el veterano músico.

 UN DESEO SIN CUMPLIR

“Siempre soñé con ser director sinfónico y operático, principalmente. Debí estudiar para eso, pero no pude hacerlo. De manera que ese fue un sueño que no se pudo convertir en realidad”, significó. 

Hace poco más de un año que Grisolía dejó de tocar el piano en su casa del ensanche Naco. En ese sentido bromeó al contar que la última vez que lo hizo se paró con un tremendo dolor de espalda. No tuvo hijos, vive solo con su esposa Virginia de Grisolía.

El músico dominicano recuerda con mucho agrado y gran satisfacción el dúo que durante diez años hizo con Jacinto Gimbernard en el programa “Música de los grandes maestros”,  por la televisora estatal, entonces canales 4, 5 y 12.

NACIÓ PARA LA MÚSICA

Don Vicente cuenta que su padre, un comerciante de origen italiano, establecido en Puerto Plata, quería que él estudiara medicina, pero su afición por la música pudo más, debido a que por muchos años estudió Farmacia en la Universidad de Santo Domingo, hasta que definitivamente cambió la carrera por el piano.  

“Yo recuerdo que papá decía, en principio,  que un niño que toca, divierte a la gente. Él aceptaba eso, pero cuando llegué a tener 15 o 16 años, opinaba que yo tenía que estudiar una carrera seria, pues asumía la música como un pasatiempo para amenizar momentos en el hogar”.

Por casualidad de la vida llegó al Conservatorio Nacional de Música en febrero de 1944, con los conocimientos de piano que había obtenido en Puerto Plata  con la profesora Enriqueta Zafra. En una audición que hizo la entidad en agosto, estaba presente Enrique Cazar Chopin, entonces director de la Orquesta Sinfónica Nacional, quien al escucharlo tocar un concierto de Beethoven en el piano, lo invitó a hacer esa misma pieza con la máxima institución musical del país, cuando apenas tenía 19 años.

Pasó 14 años en Nueva York, donde estudió música, y año y medio en Italia, dedicado a su perfeccionamiento. En los años 50, Grisolía tocó tres recitales en el Carneggie Hall de Nueva York.

Regresó a su República Dominicana en 1964 para dedicarse a enseñar música en el Conservatorio. Allí permaneció  por un promedio de 30 años impartiendo clases de piano y actualmente está pensionado.

“Aquí trabajé con muchos pianistas. Recuerdo varios conciertos a  dos pianos que hice con la fenecida profesora Elila Mena, y ocasionalmente compartió veladas con Manuel Rueda, Ramón Díaz y Oscar Luis Valdez Mena, hijo de Elila”.  

PERFIL

Nombre: Vicente Grisolía Poloney

Profesión:  Músico

Lugar de nacimiento: Puerto Plata

Fecha de nacimiento: 5 de septiembre de 1924

Edad: 80 años

Signo zodiacal: Virgo