Verja protege sede PRD con defensores adentro

Verja protege sede PRD con defensores adentro

Una puerta de hierro y una compuerta metálica fueron colocadas en la Casa Nacional del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), con la finalidad de dar mayor seguridad al grupo de mujeres y hombres, encabezado por la diputada Felipa Gómez, que se encuentra en ese local desde el pasado lunes, en resistencia a las decisiones adoptadas por el Proyecto Presidencial Hipólito y en defensa a Hatuey de Camps.

También dos largas cadenas obstaculizan la entrada de personas y estacionamiento de vehículos en la parte frontal del local principal del PRD.

La legisladora Gómez explicó que han reforzado la seguridad en la Casa Nacional del PRD para garantizar la integridad física de sus ocupantes y salvanguardar el patrimonio de esa organización.

«Si nos tiraron dos bombas incendiarias puede suceder que nos lancen dos granadas», dijo Gómez.

Manifestó que es difícil que alguien se atreva a sabotear o a intentar sacarlos de allí «aunque el poder es el poder, pero nosotros vamos a preservar el PRD hasta que nos maten si quieren».

Expresó que de nada sirve la vida si a una persona se le mata su conciencia, su dignidad y sus principios.

Advirtió que el PRD no fue el que inscribió al Presidente Hipólito Mejía como candidato presidencial, sino una convención integrada por empleados de Aduanas y del gobierno.

Advirtió que demostrarán en la Suprema Corte de Justicia que es ilegal la escogencia y proclamación del presidente Hipólito Mejía así como la destitución de la presidencia del PRD, del licenciado Hatuey De Camps.

«Nosotros no vamos a salir nunca de aquí, yo tengo 46 años en el PRD, como me van a sacar de aquí».

Dijo que por estar forjada en el sacrificio de la lucha no ha podido alcanzar altos niveles académicos.

Gómez nació en el 1946 en un campo de La Vega, llamado Las Uvas. Sus padres Juan Bautista Gomez y María Altagracia Sarete (fallecidos), procrearon 16 hijos, quedan 11 vivos. Dijo que no tuvieron la oportunidad de desarrollarse económicamente por la precaria situación económica de su familia. Solo hay dos licenciados. Por un momento las lágrimas brotan por sus ojos al recordar que su madre murió de cáncer en la cadera, enfermedad que se le desarrolló, luego que se cayera de una silla cuando se desempeñaba en su oficio, la costura.

El sueldo que recibe como diputad es de 41 mil pesos mensuales y lo reparte entre las personas necesitadas del sector donde reside, Herrera. Allí tiene una fundación llamada Unión por el Porvenir de la mujer. Allí funciona la escuela técnica, Don Antonio Guzmán, en la que se preparan a decenas de personas de diferentes oficios. Su esposo, quien es un comerciante y posee varios negocios, la mantiene económicamente al igual que a sus hijos.

Desde 35 años Gómez reside en el sector de Herrera. La diputada de hablar sencillo dijo que allí hace su trabajo político sin desmayar y que por eso ganó en su zona como diputada.

En el momento que Felipa Gómez era entrevistada llegó una guagua con dos calderos grandes de arroz con guinea guisada. El almuerzo fue enviado por la madre de Hatuey De Camps, Orfelina Jiménez.

Gómez dijo que los que se encuentran salvanguardando el local del PRD han tenido la solidaridad de sus compañeros de partido, diputados y senadores, llevándole agua, comida, desayuno, colchones y otros menesteres.

Gómez sostuvo que no le importa la cárcel ni la muerte.

«Yo duré dos años presa en la cárcel de La Victoria durante los 12 años del gobierno de Joaquín Balaguer, acusada de comunista», expresó.

Su esposo Angel Antonio Báez la apoya porque considera que su lucha es justa.