Venezuela necesita nuevo líder, no nueva Constitución, plantea Almagro

Venezuela necesita nuevo líder, no nueva Constitución, plantea Almagro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha ido demasiado lejos para restaurar la normalidad en el país, dijo el secretario general de la Organización de Estados Americanos. La nación en crisis necesita elecciones y una transición pacífica del poder, no la nueva Constitución que Maduro ha prometido, dijo.
“El país está hundido en una crisis económica, financiera, social y humanitaria de proporciones descomunales”, dijo Luis Almagro en una entrevista en la sede de la OEA en Washington el viernes.
“En Venezuela hay una dictadura y definitivamente Venezuela necesita elecciones. La única salida institucional que tiene el país son elecciones generales por delante”, sostuvo.

El reciente llamado de Maduro a reescribir la Constitución es solo el último paso en un golpe de Estado que comenzó hace tiempo y que ha socavado los derechos fundamentales de los venezolanos, dijo Almagro.
“No hay elemento alguno que te permita decir que eso es una democracia”, dijo Almagro. El Gobierno viola los poderes de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, y la independencia del Poder Judicial, dijo.

El secretario general de la OEA dijo que un “punto de inflexión” para él fue cuando el Gobierno comenzó a encarcelar líderes políticos durante las protestas de 2014 contra el Gobierno y luego más tarde, después de que el Gobierno trató de marginar a la Asamblea Nacional tras la victoria de la oposición en las elecciones al Congreso en 2015.
Maduro debe ahora escuchar la voz del pueblo después de un mes de protestas contra el Gobierno que han dejado al menos 35 muertos, agregó Almagro.

“Lo único que tiene que escuchar Maduro, lo fundamental que tiene que escuchar Maduro es el clamor de su pueblo”, dijo Almagro.
“Es eso, nada más”, agregó. “Los dictadores siempre se resisten a escuchar a su pueblo, hasta que un día los tienen que escuchar”.

Violación de la Constitución.
Almagro, abogado y canciller de Uruguay de 2010 a 2015, se ha interesado en la crisis de Venezuela desde que tomó las riendas de la OEA, con sede en Washington, en 2015, y empujó a la región hacia una postura más dura después de varios procesos fallidos de diálogo que comenzaron después de las protestas anti-gobierno en 2014.

“Tiene que haber una visión y un plan integral para la reconstrucción del país”, dijo Almagro. “Pero primero necesitan un Gobierno legítimo que obviamente esté en condiciones de recibir apoyo internacional”.

Almagro se burló de las exigencias de Maduro de una nueva asamblea para reescribir la Constitución. “El problema del país no es la Constitución, es la violación de la Constitución”, dijo Almagro. “Hoy lo que tenemos que exigir es el cumplimento de la Constitución”, agregó.

“Creo que (el expresidente Hugo Chávez) estaría preocupado por el camino que tomó su legado político”, agregó Almagro.
“Esta es la Constitución que Chávez dijo que era la mejor del mundo, y la más avanzada del continente, y la misma ha sido violada en todas sus formas”, dijo.

A pesar de la creciente polarización en Venezuela, Almagro dijo que la oposición debe rechazar cualquier demanda de desquite, y que Maduro no debe huir del país.

“El país de Maduro es Venezuela, y Maduro tiene que quedarse en Venezuela directamente y hacerse responsable de lo que es responsable”, dijo Almagro.
“Todos son conscientes que el país tiene que encontrar esquemas de coexistencia política”, dijo.
“Volver a la democracia para que pueda haber un diálogo político serio en el país, para que pueda haber una coexistencia de partidos de diferentes vertientes ideológicas en el sistema político venezolano. Ese es el único camino, cualquier otro sería un grave error”, concluyó.