Venezuela controla petróleo

Venezuela controla petróleo

POR ANDY WEBB-VIDAL
Esta semana, Venezuela retoma su control estatal sobre 32 yacimientos petroleros que operan compañías privadas como una medida que elevará los ingresos fiscales, pero que pudiera limitar las inversiones futuras para incrementar la producción del quinto exportador mundial de petróleo.

Las conversiones transitorias de los contratos despejan el camino para que Petróleos de Venezuela, o PDVSA, la compañía petrolera estatal formalice la posesión de un 70% de los nuevos negocios conjuntos.

La propiedad mayoritaria del Estado sobre las unidades de petróleo afectadas cumple un objetivo político del presidente Hugo Chávez, quien ha estado pidiendo un mayor control de las reservas de petróleo venezolanas, las mayores de América del Sur.

Rafael Ramírez, el ministro de Energía y jefe de PDVSA, dijo que la medida indica la “recuperación” de Venezuela de los yacimientos sobre los cuales el Estado había “renunciado a cobrar derechos”. PDVSA dijo la semana pasada que logró ganancias netas de US$9,4 millardos en 2005, casi 120% más que durante el año anterior.

Cerca de 500,000 barriles al día de la producción total de Venezuela de 2,7 mbd están afectados por los cambios, PDVSA definirá los términos de los nuevos contratos en los próximos meses, incluyendo tasas de impuestos más altas.

Todas las multinacionales que operan en Venezuela -con excepción de ExxonMobil radicada en Estados Unidos- aceptaron la fecha del 1 de enero para la conversión. PDVSA dijo que ExxonMobil vendió su participación de 25% en el campo de La Ceiba de 15,000 b/d a Repsol-YPF, de España.

Además de Repsol-YPF, las compañías que acordaron convertir sus contratos en acuerdos de riesgo compartido incluyen BP, ChevronTexaco, China National Petroleum Company, Eni, Petrobras,  Royal Dutch Shell y Total.

Los acuerdos existentes se crearon en los años de 1990, como una forma para atraer capital extranjero con el fin de elevar la producción. Pero una ley de 2001 exige que toda la producción de petróleo se realice por compañías que son propiedad mayoritaria del Estado.

La producción de los yacimientos afectados ha descendido en los últimos meses, en parte debido a la incertidumbre sobre los cambios inminentes. Los bancos de inversiones pronostican que la producción no se recuperará mientras los nuevos acuerdos se mantengan poco precisos.

“Hasta entonces no esperamos que las compañías hagan ninguna inversión de importancia y que la producción de petróleo se mantendrá por debajo de los niveles anteriores de 2004”, dice un informe del Deutsche Bank. “Por otra parte, una vez que las condiciones de los nuevos acuerdos se definan, la producción de petróleo podría recuperarse rápidamente”.

Los precios más elevados del petróleo han obligado a las multinacionales a aceptar condiciones menos lucrativas en varios países productores de petróleo.

(Versión: Iván Pérez Carrión)