Vendedores y compradores opuestos a prohibición pacas

Vendedores y compradores opuestos a prohibición pacas

Si eliminan la venta de ropa de pacas lo que nos quedará es tirarnos a las calles a robar, atracar o  a hacer lo malo”, con esa opinión José González, quien tiene 15 años dedicado al negocio, deploró ayer la decisión de la Dirección General de Aduanas de prohibir la importación del producto.

Al igual que González  otras nueve personas entrevistadas por HOY en los negocios de la calle París se oponen a la medida que sugieren  afectará a muchas familias pobres que adquieren la mercancía o la venden. 

Aída Pineda, de 65 años, asegura que tiene mucho tiempo comprando ropa de paca porque hasta ahí llegan  sus posibilidades y nunca se ha enfermado ya que lava los artículos.

Mientras  Yanet Carrasco, de 23, califica de  “excusa barata” decir que las ropas de pacas pueden tener microbios y bacterias que provoquen enfermedades.

“Esa es la excusa del Gobierno para afectar el negocio y perjudicar a los pobres”, añadió.

 Mientras Maribel Martínez, madre de dos niños en edad escolar, explica que gracias a las ropas de paca adquiere uniformes a bajo costo.

Héctor Pérez, vendedor de Supermercado de Pacas indica que al mes se venden 545 pacas y el precio de los artículos dependerá de su calidad.

“Algunas camisas se venden a 80 pesos y otras a 100, los pantalones entre 100 y 150 y la ropa de niños a veces la ponemos en oferta a 10 y 20 pesos”, aclara.

También, Fanny Mella explica que adquiere ropa de marcas internacionales que “después de una buena lavada” tienen mejor aspecto que las que venden en las grandes tiendas.

 Tito Tejeda afirma que en la decisión de “cercenar” ese negocio hay manos influyentes de poderosos dueños de tiendas que ven cómo se disminuyen sus ventas”.

Las frases

Orelvis Martínez

Soy deportista y aquí  compro ropas que en las tiendas son carísimas”.

Ramona Aguiar

Compro ropa de paca y la revendo así puedo mantener mi familia”.

José González

Si nos quitan el negocio tendremos que robar y atracar”.

Héctor Pérez

La ropa  es  buena, de marca y más barata que en las   tiendas”.