Ven asesinato intento frenar investigación

<p>Ven asesinato intento frenar investigación</p>

SAN SALVADOR (AP).- Las autoridades dijeron que el asesinato en Guatemala de los agentes involucrados en el crimen de los diputados salvadoreños tuvo como objetivo impedir que continúen las investigaciones y demuestra que la policía de ese país está infiltrada por el crimen organizado.

El asesinato de los policías «es un grave golpe a los esfuerzos de investigación que se están realizando en torno al asesinato de cuatro salvadoreños’’, dijo el lunes en conferencia de prensa el ministro de Seguridad Pública, René Figueroa.

Señaló que lo ocurrido en la cárcel guatemalteca «demuestra una alta infiltración de estructuras del crimen organizado en algunas unidades de la Policía Nacional Civil de Guatemala’’.

Los cuatro policías acusados de matar a tres diputados salvadoreños al Parlamento Centroamericano fueron asesinados la tarde del domingo en una prisión del este de Guatemala.  Los policías estaban acusados del asesinato de los diputados salvadoreños al parlamento centroamericano Eduardo D’Aubuisson, William Pichinte y Juan Ramón González, además del conductor de estos.

Figueroa dijo que han solicitado a las autoridades guatemalteca una audiencia a la mayor brevedad posible para que obtener repuestas a todos las inquietudes relacionados con los homicidios.  El jefe de policía salvadoreña, Rodrigo Avila, explicó que oficialmente se le informó que un grupo de hombres armados que usaban uniformes de guardias penitenciarios ingresaron al penal, sometieron a los custodios y después asesinaron a los «policías sicarios’’.

Subrayó que «es obvio que las personas que cometieron los homicidios (dentro del penal) tienen un nivel de influencia al interior de las estructuras policiales, o estructuras penitenciarias o estructuras del Estado’’.

Avila manifestó que «hay que seguir adelante y tratar de sacar la mayor cantidad de datos y de hecho creo que esto puede dar para tratar de ubicar a otras personas que probablemente son parte de esta red criminal’’.

   Al consultarle si aún cree que puede pensar en una transparencia en las investigaciones que realizan en Guatemala, Avila respondió que, «obviamente es difícil (porque) a todas luces hay policías infiltrados en el crimen organizado y a todas luces estos sujetos tienen un nivel de poder estructural’’.