Vecinos rechazan pareja integre una secta satánica

Vecinos rechazan pareja integre una secta satánica

Queremos justicia!”, exclamaban ayer, una y otra vez residentes de la calle Luis Reyes Acosta, del sector 27 de Febrero, en la capital, una proclama usada para defender la inocencia de una pareja acusada de ser parte de una secta satánica que habría violado a tres menores.

Gritaban para llamar la atención de la prensa, frente a la residencia de Franklin Alberto Ventura y de su compañera Sobeida María Baldera Peña, a la que los fiscales dicen que eran atraídos adolescentes para iniciarlos en cultos satánicos y que uno de los ritos era que escribieran cartas que firmaban con sangre y se comprometieran a seguir a “Lucifer”.

La vivienda está a cuatro casas del Ministerio Misionero Jesucristo el Buen Samaritano. Los vecinos de la cuadra, que hace esquina con la calle Eduardo Brito, tienen una versión distinta a la imputación que hace la Fiscalía acerca de los presuntos miembros de la secta “Los Nosferatus”.