Variantes  genes reducen riesgo  cánceres asociados  al alcohol

Variantes  genes reducen riesgo  cánceres asociados  al alcohol

MADRID.  EFE. El riesgo de padecer cáncer de boca, faringe, esófago y laringe de los consumidores asiduos de alcohol disminuye significativamente si tienen alguna de las dos mutaciones genéticas identificadas por un estudio internacional, en el que han participado investigadores españoles del Instituto Catalán de Oncología.

El alcohol es, junto con el tabaco, el principal factor de riesgo en estos cánceres, y aunque «cuanto mayor es el consumo, mayor es el riesgo», a igual volumen de alcohol ingerido, quienes llevan en sus cromosomas las mutaciones identificadas presentan una probabilidad de padecer estos tumores un 44 menor en el caso de la variante del gen ADH1B, explicó a Efe Antonio Agudo, partícipe del estudio.

El riesgo cae un 32 por ciento si se tiene la mutación adecuada del otro gen, el ADH7, y un 55 por ciento si en el individuo coinciden ambas variantes, concluye el informe, publicado ayer en la revista «Nature Genetics».

Estas mutaciones, presentes en el 6 por ciento de la población estudiada (europea y latinoamericana) en el caso del ADH1B, y en el 12 por ciento en el del ADH7, fabrican una enzima que metaboliza el alcohol mucho más rápido que la que produciría un gen no mutado, señaló el investigador del Instituto Catalán de Oncología.

Su teoría es que, debido a ello, «las mucosas de la boca, faringe, laringe y esófago que absorben el alcohol están en contacto con esta sustancia durante menos tiempo», lo que disminuiría el riesgo de desarrollar un cáncer.

Estas mutaciones no reducen el riesgo de padecer estos cánceres entre los no bebedores, subrayó Agudo.

No existen grandes diferencias en la frecuencia en que estas mutaciones se dan en las distintas poblaciones analizadas, ya que la mayoría de los ancestros de los latinoamericanos son de origen europeo, apuntó el científico.    No obstante, la del ADH1B es ligeramente más frecuente en Grecia y algo menos abundante en los países del norte de Europa. En el estudio participan 31 centros investigadores.

La reducción de riesgos  depende del tipo de cáncer

El que un consumidor asiduo de alcohol porte la variante adecuada del ADH1B reduce en un 66 % su riesgo de padecer cáncer de esófago, un 55%  el de sufrir un tumor oral-faríngeo y un 30%  el de padecer cáncer de laringe. Si se cuenta con la mutación indicada del ADH7, se reduce un 55%  de sufrir cáncer de esófago.