US$100 millones han cobrado cuatro jugadores RD en GL

US$100 millones han cobrado cuatro jugadores RD en GL

POR FRANK PEÑA
Nueva York.-
Aunque al lector le parezca una exageración, la verdad es que Felipe Alou, «Premio Mánager del Año 1994» y actual dirigente de los Gigantes de San Francisco, fue firmado como pelotero profesional por la suma de doscientos (200) dólares. Sin embargo, hay rumores de que el joven Danny Almonte, lanzador zurdo dominicano de 18 años, podría ser firmado como pelotero en el verano del 2006 con un bono de 4 millones de dólares. ¡Paradoja de la vida!

En las dos ligas del béisbol de las Grandes Ligas, desde 1901 hasta el año 2005, solamente 18 jugadores han cobrado en sus respectivas carreras 100 ó más millones de dólares.

Siete de esos 18 peloteros son lanzadores; uno es dominicano, Pedro Martínez. Once jugadores defensivos o del cuadro completan el grupo; tres son dominicanos, Alex Rodríguez, Sammy Sosa y Manny Ramírez.

Contando los cuatro citados en el párrafo anterior, son 7 los jugadores dominicanos quienes han cobrado como mínimo 50 millones de dólares en cada una de sus carreras. Hasta el 2005, Raúl Mondesí recibió 66 millones en salarios, Moisés Alou 65 y Vladimir Guerrero 53.

Barry Bonds, personaje central del escándalo actual de los esteroides, es el jugador de béisbol que ha recibido la mayor cantidad de dinero en la carrera, 153 millones de dólares.

A Bonds, en cantidad de dinero acumulado, le siguen Kevin Brown y 130 millones, Randy Johnson 127, Alex Rodríguez 126, Greg Maddux 124, Sammy Sosa 123, Roger Clemens 121, Ken Griffey Jr. 120, Gary Sheffield 119, Mike Piazza 110, Larry Walker 110, Manny Ramírez 108, Pedro Martínez 105, Mike Mussina 103, Tom Glavine 103, Bernie Williams 101, y Mo Vaughn 100.

El rumor público señala a un par de lanzadores y a cuatro jugadores de poder en ese grupo selecto de 18 como grandes consumidores de esteroides y hormonas de crecimiento.

Alex Rodríguez es el jugador que ha cobrado el mayor salario en una temporada de las Mayores; su remuneración fue de 26 millones de dólares en la campaña del 2005, y ha sido líder de ese capítulo en la Liga Americana con 22 millones durante tres años corridos: 2001, 2002 y 2003.

Manny Ramírez tiene el segundo mayor salario anual de la historia del béisbol; en el 2004, cobró la cantidad de 22 millones y medio de dólares. Manny, además, ocupa el lugar número 4 en paga por un año porque logró una retribución de 20 millones en el 2003.

Diecisiete millones por año lo han cobrado tres jugadores: Pedro Martínez, Sammy Sosa y Mo Vaughn. Sammy Sosa ganó 16 millones en el 2003 y en el 2004; Pedro Martínez, Manny Ramírez y Sammy Sosa han tenido temporadas de 15 millones.

Pedro recibió 14 millones en el 2002, e igual que Manny tuvo salario de 13 millones en el 2001. Raúl Mondesí logró un salario de 12 millones en el 2003, y la misma cifra alcanzó Vladimir Guerrero en el 2005.

En la temporada del 2006, el grupo de quiénes han cobrado 100 millones de dólares en la carrera pasará de 18 a ser de 21 miembros con Derek Jeter, Carlos Delgado y John Smoltz.

Hoy que cualquier pelotero gana uno o varios millones por temporada, es oportuno decir que Osvaldo Virgil, el primer dominicano en las Mayores, fue vendido por el equipo de los Gigantes en 1958 a Detroit por la anémica suma de 2 mil 500 dólares.

La leyenda Felipe Alou, quien debutó en 1958, ganaba 60 mil dólares en 1969 y llegó al tope de 100 mil en 1972. Juan Marichal, debutante en 1960 y uno de los mejores 15 lanzadores de la Historia, alcanzó su salario mayor de 135 mil dólares en 1973.

Y Sandy Koufax, para muchos el mejor pitcher de las Mayores en los últimos 45 años, alcanzó su paga mayor de 125 mil dólares en 1966, su temporada de retiro y en la que tuvo récord de leyenda: 27 ganados, 27 juegos completos, 5 blanqueadas, 317 ponches y 1.73 de efectividad.

Babe Ruth, sinónimo de la palabra béisbol, ganaba mil 900 dólares en 1914, 10 mil en 1919, y 80 mil en 1930. Mi jugador favorito, Lou Gehrig, tenía salario de 8 mil dólares en 1927, 25 mil en 1931, 30 mil en 1935, y de 38 mil en 1937.

El incremento del salario en Grandes Ligas se ve reflejado en el salario mínimo acordado entre jugadores y dueños de franquicias: 12 mil, 16 mil, 30 mil, 60 mil, 100 mil, 109 mil, 200 mil y 316 mil dólares en los años 1970, 1975, 1980, 1985, 1990, 1995, 2000 y 2005.

El asombroso aumento en los salarios ha sido posible porque también la entrada a los estadios, en precio de la boleta y en cantidad de personas, ha crecido hasta niveles nunca soñados.

Por ejemplo, el total de fanáticos que acudió al parque de los Yankees de Nueva York en 1913 fue de 357 mil 551. Un millón, 289 mil 422 fanáticos pagaron para entrar a Yankee Stadium en 1920; dos millones, 265 mil 512 en 1946; tres millones, 293 mil 659 en 1999; tres millones, 775 mil 292 en el 2004; ¡y cuatro millones, 90 mil 440 la pasada temporada del 2005!

Parece increíble, pero Mo Vaughn como jugador de los Mets en el 2002, 2003 y 2004 ganó 46 millones 500 mil dólares y apenas consumió 566 turnos al bate, produjo 87 carreras empujadas, 77 anotadas, 29 jonrones y terminó con .224 en promedio de bateo.

¡Y pensar que Sammy Sosa no encontró uno de los 30 equipos de las Mayores que le garantizara un sueldo de un millón de dólares para la temporada del 2006!
frankpena1948@aol.com