UNFPA
Violencia familiar y de género aumenta de forma alarmante en el país

UNFPA <BR><STRONG>Violencia familiar y de género aumenta de forma alarmante en el país</STRONG>

POR DIEGO PESQUEIRA Y TANIA HIDALGO
La representante en el país del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) estimó ayer que uno de los temas más preocupantes actualmente es la alta incidencia de casos de violencia intrafamiliar y de género, puesto que cada año se incrementan los asesinatos de mujeres por parte de sus parejas.

La señora Gilka Meléndez dijo que, en consecuencia, ese mal que ahora afecta a la sociedad dominicana debe ser visto desde una perspectiva de seguridad ciudadana, debido a que los casos de violencia intrafamiliar repercuten en las familias y en el desarrollo humano.

Llamó la atención de que el año pasado se reportaron 112 casos de mujeres asesinadas por sus respectivas parejas y que ya el número de víctimas supera las 40 en la República Dominicana.

Calificó también de preocupante el hecho de que según estudios, alrededor del 24% de las dominicanas que actualmente tiene entre 15 y 49 años, han sido víctimas de maltratos físicos, al menos, una vez en la vida.

Meléndez sostuvo que una mujer que vive bajo el yugo de la violencia y la inequidad, no produce ningún tipo de bien material, “lo cual impacta directamente en la economía de cualquier país”.

Sobre esta situación, añadió que “una vida libre de violencia será el espacio donde se generen oportunidades para el desarrollo de las personas”.

Llamó a las dominicanas a denunciar a sus parejas cuando sean agredidas física y psicológicamente y que bajo ninguna circunstancia retiren sus acusaciones ante las autoridades judiciales.

Explicó que cuando las mujeres agredidas retiran las acusaciones, entonces los agresores no pueden ser ayudados a cambiar y dejar esa práctica abusiva.

Explicó que en Nueva York una vez la mujer interpone una querella contra un hombre, aunque posteriormente retire la denuncia el proceso judicial continúa, lo que “lamentablemente no sucede en República Dominicana”.

FRENOS DEL DESARROLLO

Meléndez manifestó que se ha demostrado que las desigualdades de género, que también existen en la República Dominicana, se constituyen en barreras para el desarrollo socioeconómico de cualquier país.

Advirtió que un país que no asuma la equidad de género como un tema prioritario en su agenda de trabajo, reduce al 50% sus posibilidades de desarrollo.

Afirmó que en el país las mujeres no están en igualdad de condiciones con los hombres, puesto que la falta de oportunidades en el mercado laboral es notoria.

“No existe igualdad de condiciones. Aquí la brecha entre hombres y mujeres es muy notoria”, sostuvo.

QUE SE APLIQUE LA LEY

Se quejó de que las autoridades correspondientes no están aplicando con drasticidad la ley 24-97 sobre protección a la mujer y la familia.

Asimismo, sostuvo que si los hombres agresores no le temen a la justicia por su benignidad, entonces el número de víctimas se incrementará cada día.

Sostuvo que el UNFPA hizo grandes esfuerzos para la creación de una ley especial que diera protección a las mujeres, tanto en recursos económicos como en asesoría técnica.

Manifestó que seguirá apoyando la institucionalidad en materia de género, como una forma de dar sostén a una política internacional cada vez más demandante y con alto grado de competitividad.

MARCO LEGAL SEGUN LOS TIEMPOS

La representante del UNFPA también afirmó en el Diálogo Jurídico de Hoy que un mercado internacional tan competitivo como el actual exige un marco legal acorde a los nuevos tiempos, donde la igualdad de oportunidades, el acceso a una justicia de calidad y en igualdad de condiciones, sean requisitos fundamentales para que cualquier nación esté preparada para insertarse al modelo económico que se proponga.

EL UNFPA EN R.D.

Este organismo es una agencia del sistema de las Naciones Unidas que contribuye técnica y financieramente con más de 150 países, en la ejecución de programas y proyectos de desarrollo social y demográfico que mejoran la calidad de vida de las poblaciones más vulnerables.

La UNFPA inició sus operaciones en el país en el año 1974.

El programa de asistencia al país  2002-2006 enfatiza en las zonas económica y socialmente más deprimidas, contribuyendo a un desarrollo humano sustentable, con perspectivas de equidad de género y derechos humanos, incluidos los sexuales y reproductivos.

La agencia prioriza el apoyo a programas de “SSR” que ejecuta la Secretaría de Salud Pública, en un esfuerzo nacional por reducir la mortalidad materna, el embarazo en adolescentes, la incidencia de infecciones de transmisión sexual  y VIH/SIDA, y el cáncer cérvico-uterino.

El UNFPA colabora, además, con las secretarías, de la Mujer, de Educación y otras instituciones no gubernamentales, en proyectos, programas y temas como equidad e igualdad de género, prevención de la violencia intrafamiliar, paternidad responsable, maternidad segura, recopilación y análisis de datos sociodemográficos, capacitación y educación.

En el área de población y desarrollo, la reglamentación de la “Ley sobre Protección de la Persona Envejeciente” constituyó un paso importante para la protección de este grupo vulnerable.

El programa ha fortalecido las capacidades del Consejo Nacional de Población y Familia (CONAPOFA), a través de la elaboración de su plan estratégico 2005-2009.

En cuanto el componente de promoción de la igualdad de género, el programa ha contribuido al proceso de transversalización del enfoque de género a través del fortalecimiento de las oficinas de equidad de género OEGD en las Secretarías de Estado.

Asimismo, se ha apoyado a la Secretaría de la Mujer, en coordinación con organizaciones de la sociedad civil, en acciones de prevención y atención de la violencia de género a nivel central y local.

Se ha obtenido la “Ley sobre Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas” y se ha apoyado la revisión del Código Penal desde las perspectivas de género y derechos humanos.

Asimismo, ha dado apoyo técnico y financiero al proceso de elaboración y reglamentación de la Ley 24-97 contra la violencia intrafamiliar.

PROGRAMAS EN PROYECTO

Los componentes programáticos del Plan de Cooperación del UNFPA en el país se dan en las áreas de estrategias de población y desarrollo, salud sexual y reproductiva e igualdad de género.

En el área de población y desarrollo se tiene contemplado acompañar al Estado y a las ONGs para fortalecer la capacidad nacional en la gestión del desarrollo sostenible y manejo de riesgos ante emergencias y desastres en municipios priorizados.

Además, contribuirán al fortalecimiento institucional para integrar aspectos de población y desarrollo, SSR y género en la planificación e implementación de políticas y programas de reducción de pobreza, así como en el seguimiento de los avances de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

En lo que respecta al área de género, el UNFPA ha considerado que para el próximo programa de cooperación se podría invertir en capacidades nacionales fortalecidas para la promoción de los derechos humanos, particularmente  los derechos de las mujeres y reproductivos, y la “operacionalización” de las políticas públicas de igualdad de género, en los niveles central y local.

También, seguir apoyando la institucionalidad en materia de género, como una forma de dar sostén a una política internacional cada vez más demandante y con alto grado de competitividad.

Apoyar, asimismo, el compromiso político para la implementación efectiva de las leyes y políticas en materia de derechos y salud sexual y reproductiva con vistas al logro de los ODM, en el contexto de la reforma del sector salud.

LOGROS

El programa de cooperación  ha alcanzado logros en los ámbitos de adecuación del marco legal y de políticas públicas en materia de población, salud reproductiva, VIH, juventud e igualdad de género.

También, en el fortalecimiento de las capacidades nacionales de las principales instituciones gubernamentales involucradas en la implementación del programa y en la creación de modelos replicables de atención integrada y de calidad en salud sexual y reproductiva, incluyendo el desarrollo de servicios para adolescentes, entre otros.

En el área de jóvenes, la iniciativa de UNFPA, “Global Youth Partners” ha contribuido a fortalecer a los departamentos de Juventud de municipios seleccionados, en liderazgo, abogacía y gestión de programas de SSR y VIH y SIDA con jóvenes.

La estrategia de vincular las redes de jóvenes con los ayuntamientos ha permitido que los jóvenes aboguen por la asignación del 4% de los recursos que le corresponden por ley y sean partícipes en las decisiones sobre el uso de esos recursos.

Hasta el momento, uno de los municipios ya ha asignado  el 4% al departamento de Juventud.