Una reforma a caballo

Una reforma a caballo

Llegado el momento de sentarse a la mesa a discutir diferentes opciones que implicará el proceso de reforma fiscal, las autoridades preparan diferentes opciones que permitan profundizar una transformación total de los métodos aplicados para el cobro de impuestos en la economía dominicana, pero al mismo tiempo cerrar un largo tiempo de espera para el país pueda contar con un eficaz e integral sistema impositivo.

Tal es la filosofía que ha colmado la documentación que sirve de sostén al nuevo programa de discusiones programadas en el «Ajuste Fiscal para el Crecimiento Sostenible en la República Dominicana» confeccionado por economistas y técnicos locales y consultores extranjeros, entre ellos Glenn P. Jenkins y Chun Yan Kuo, de la «Queens University» de Canadá.

Para arrancar con esa primera gran fase de discusiones con el sector empresarial a mediados de este año, las autoridades nuevamente han contratado los servicios de los expertos consultores para efectuar ahora un estudio específico sobre el estado actual y posibles cambios al Impuesto a las Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITEBIS), sobre la aplicación de los Impuestos Selectivos al Consumo a los vehículos y otras importaciones, así como otro sobre los gravámenes a las telecomunicaciones.

Entre otros aspectos, el estudio abarcará las amplias las posibilidades de aumentar las recaudaciones a través de una posible diversificación del Itebis, mientras se contempla la adopción de impuestos selectivos al consumo (ISC) que sean aplicados en forma similar tanto a los productos elaborados localmente como a los importados.

Entre otros aspectos que verificará el nuevo estudio figuran las dificultades que encaran las autoridades para lograr el pago de impuestos en las ventas al detalle.

Tomando en cuenta los elevados ingresos que aportarían las empresas telefónicas que tan sólo en el 2002 aportaron RD$ 19 mil 134 millones al fisco, se pretende extender los impuestos a diferentes tramos de las telecomunicaciones con el fin de que el Estado logre mayores ingresos por estas recaudaciones.

Entre los elementos que destacan los apuntes para la nueva reforma impositiva, resaltan que la presente estructura progresiva de tasas con tasas que van desde cero por ciento hasta un 80% a los vehículos no funciona acorde con un modelo impositivo avanzado.

«Las tasas progresivas de impuestos «sirven primariamente como elemento catalizador para la corrupción y la evasión fiscal».

La pequeña agenda

Las minutas adoptadas por consenso entre la comisión oficial interinstitucional que estudia el paquete plantea, entre otras cuestiones, imponer un 10% de impuestos sobre las ganancias a las empresas aseguradoras y exceptuarlas del pago del Itebis. Esto implicaría ganancias de por lo menos RD$250 millones.

También un 10% aplicable a los servicios de telecomunicaciones en adición al 2%, lo cual es normalmente pagado a través de las regulaciones del sector. Esto conllevaría aumentos de ingresos por RD$ mil 91 millones adicionales.

Además, propone abolir el impuesto a los vehículos de pasajeros e inicialmente imponer un 20% a dichos vehículos sobre la base de un tope general del 10% de las tasas libres de impuestos.