Una noche de adrenalina
al ritmo de la electrónica

Una noche de adrenalina <BR>al ritmo de la electrónica

En un principio, los amantes de la música electro-pop en el país eran un círculo reducido, pero fiel a lo que se convertiría en el nuevo paradigma rítmico de la actual generación.

La noche del miércoles en la marina de Sans Soucí quedó demostrado, otra vez,  (como la canción de los premios de Acroarte), que la electrónica ha calado de tal forma que sin duda quedará como un recuerdo inolvidable para todos los asistentes.

“Black is Back” es la segunda versión de este evento, que promete convertirse en una tradición anual, como ocurre con importantes festivales de este tipo a nivel internacional, tanto por su calidad artística como por su  espectacular montaje.

Mientras la gente se formaba en filas  tratando de cumplir las reglas del lugar, donde los asistentes debían ir vestidos de negro, como su nombre lo decía, algunos vendedores de t-shirts (a las afueras del lugar) hicieron su agosto para los distraidos que no se informaron del código de vestimenta.

El sonido de los beats a la entrada de la marina hacía entrar al público en sintonía, mientras a gente se aglomeraba,  poco a poco en las diferentes áreas de la marina de Sans Soucí.

Desde pasadas las 10:00 de la noche del miércoles, hasta tempranas horas de la mañana del jueves, cientos de asistentes -en su inmensa mayoría, jóvenes- hicieron caso omiso al cansancio y celebraron a más no poder con cada uno de los artistas que subió a escena.

En este montaje  de gran calidad, como dicta este tipo  de eventos que en cada producción se supera,  las estrellas eran los DJ, el público y, por supuesto, la música.

Thomas Gold, uno de los más importantes del género, demostró su popularidad con éxitos como: “In your face”, “Alive”, “Eyes wide open”, “The other side” y “The feeling”, que hicieron que los presentes vociferaran a todo pulmón, coreando cada una de estas canciones.

El grupo Shermanology no se quedó atrás y puso a disposición de los fanáticos el tema “Can’t stop me”, así como “Blessed” y otros grandes hits.

El dúo neoyorquino The Knocks también se unió a la fiesta electro-pop del “Black is Back”, con canciones como “Midnighy city”, “Learn to fly”, “Drums of deaths¨ y ¨R.O.Y.L”.

Cabe destacar la actuación del DJ estadounidense Steve-Aoki, quien manifestó su alegría de estar  trayendo sus mezclas por primera vez en el país.

Aoki es conocido por sus éxitos: “I’m in the house”, “Livin’my love”, “No beef”, “Cudi the kid” y  “We’re all no one”.

Zoom

El concierto

Producción

Estuvo a cargo de Pablo Pou, quien se ha convertido en todo un mesías en este tipo de eventos en el país y en cada uno de los montajes que realiza se ve el crecimiento y la confianza que ha brindado el público en sus conciertos, los cuales son un éxito asegurado, así como el nivel de los artistas que se presentan.

El concepto

Es la segunda vez que se realiza el Black Party. Su primera versión tuvo como atracción al DJ Calvin Harris, con el denominado Silver Night, que tuvo lugar en la Cueva de Santa Ana. Este concepto podría celebrarse anualmente y convertirse en uno de los principales en este tipo de música.

Sensacional

La participación del DJ estadounidense Steve-Aoki fue catalogada por el público como una de las mejores por  su interacción con los asistentes,  sus ocurrencias y sus éxitos.