¡Una libélula en casa!

¡Una libélula en casa!

Aunque su origen natural relaciona a la libélula directamente con ambientes al aire libre, de líneas rústicas y casas de campo, los cierto es que este insecto resulta un atrevido detalle decorativo en espacios urbanos que buscan precisamente aportar ese toque de relax, paz y de armonía tan propio de lugares alejados de la ciudad.

Se consideran una tendencia vintage por ese sentimiento que desprenden, tan romántico y sutil, herencia de un pasado elegante. Pero las libélulas también son ideales en ambientes modernos, de vivos colores, gracias a la diversidad cromática que pinta sus alas.

Los accesorios del hogar que se pueden encontrar inspirados en ellas son muchos, desde un servilletero, lámpara, cuadros, manteles hasta un cojín. Incluso se pueden pintar en una pared, tal como te presentamos aquí.