Un recibidor acogedor

Un recibidor acogedor

Hay que tener en cuenta que la decoración del recibidor, ya sea sobria o muy recargada, es lo primero de la casa que perciben las visitas. En ocasiones el vestíbulo es lo único que se llega a ver, por lo que a ese espacio que aparece nada más abrir la puerta, le corresponde ser acogedor para causar una buena primera impresión.

La iluminación debe estar muy estudiada. Conviene evitar dejar zonas en penumbra. Esto nos facilitará la tarea de descalzarnos o dejar la ropa de abrigo o el paraguas. Para ello es recomendable que en el recibidor haya percheros, un paragüero e incluso algún cajón en el que poder dejar las llaves y la correspondencia.

La posibilidad de disponer de una alfombra de reducidas dimensiones y fácilmente lavable puede aportar calidez.

La decoración del recibidor no debe ser recargada ya que se trata de un lugar de paso y por lo general, el espacio es pequeño. Aunque de esto dependen la personalidad de cada quien.

Otros de los elementos que se hacen imprescindibles en un recibidor es un portallaves, una repisa y como elemento decorativo un cuadro o espejo, así como floreros o alguna figura de moda.