Un nuevo electrodo vaporiza hernias discales en 16 segundos

Un nuevo electrodo vaporiza hernias discales en 16 segundos

Sólo 16 segundos son suficientes para acabar con el dolor y las molestias que provoca la hernia discal, gracias a un nuevo electrodo que se ha presentado en el II Symposium sobre Técnicas Mínimamente Invasivas de Hernias Discales, celebrado recientemente en Madrid.

Se trata de una herramienta que mejora algunas de las técnicas percutáneas o mínimamente invasivas que ya se emplean en España. Este problema de salud motiva cada año alrededor de 650.000 consultas a especialistas y es uno de los principales motivos de baja laboral y jubilaciones anticipadas.

La más novedosa

En la actualidad, las técnicas mínimamente invasivas o percutáneas más empleadas en nuestro país para tratar la hernia discal, son fundamentalmente tres. La primera es la discoliósis con ozono, que consiste en inyectar al paciente una determinada cantidad de ozono medicinal en el disco afectado, mediante una aguja muy fina para neutralizar el dolor y la inflamación. Es una técnica indicada para hernias de localización cervical, dorsal, o lumbar, resistentes al tratamiento conservador que se acompaña de fenómenos degenerativos (artrósis).  La segunda es la técnica denominada nucleoplastia, que está indicada, sobre todo, en personas que padecen hernias cervicales o lumbares contenidas, es decir, aquellas que no han sobrepasado el anillo fibroso del disco. Se considera el sistema ideal para personas con discos jóvenes.

La más novedosa

La tercera es la núcleo plastia directa, o CAM. Es un procedimiento mínimamente invasivo con el que se consigue una disminución de la presión intradiscal, gracias a la vaporización del tejido que provoca la hernia. Se trata de una técnica que únicamente precisa una estancia clínica de 12 horas y que se realiza con anestesia epidural.

A pesar de que, gracias a estas técnicas, se evitan muchos de los inconvenientes ligados a la cirugía tradicional, y están ofreciendo resultados muy positivos, es importante tener en cuenta, según indica el doctor Marín Zarza, director de la Unidad para el Tratamiento Percutáneo de la Hernia Discal del Sanatorio Nuestra señora del Rosario, de Madrid, que este tipo de técnicas “debe emplearse de forma individualizada, considerando las indicaciones y contraindicaciones en cada caso”.

Nuevas técnicas y sus ventajas

 AMBULATORIAS. El paciente permanece ingresado como máximo 24 horas.
 REDUCEN LOS RIESGOS propios de las intervenciones tradicionales.
 LAS MARCAS Y CICATRICES que dejan son prácticamente imperceptibles.
 SE REALIZAN CON ANESTESIA LOCAL o, como máximo, epidural.
 LA RECUPERACIÓN del paciente es mucho más rápida.