Un momento especial a la luz de las velas

Un momento especial a la luz de las velas

Las velas se han convertido en un elemento fundamental para agregarle calidez y personalidad a cualquier hogar. En la antigüedad fueron la única fuente de iluminación, por lo que tenían un objetivo meramente utilitario, pero hoy en día están de moda, son símbolo de elegancia y hasta se consideran una fuente de energía que contrarresta el negativo Yang, desde la perspectiva oriental.

Hoy se pueden conseguir de todas las formas y colores que se desee. Las hay triangulares, que representan el equilibrio y la totalidad del universo; las redondas, que desde una visión mística son signo de perfección y las cuales se ven muy graciosas puestas en una formación de la más grande a la más pequeña.

Con velas cuadradas se pueden hacer formas geométricas como pirámides, colocándolas una sobre otra, aunque claro también puede conseguir directamente las velas en forma de pirámide. De igual manera, las velas altas y cilíndricas se pueden organizar de manera que entre todas construyan un triángulo, se pueden poner dentro de un recipiente de vidrio o detrás de un vitral, para que los haces de luz se multipliquen y causen un efecto realmente fantástico.

También se pueden encontrar velas rectángulares, en forma de estrella, o espirales. Puede elegir la que más le guste. Ahora bien, si se va a colocar velas en la casa, es importante saber dónde y cómo ponerlas, pues no es necesario que siempre estén en la mesa del comedor para cenas románticas o de Navidad. Por ejemplo, si se colocan en el recibidor, no deberán pasar de dos, ya que este espacio tan pequeño no debe recargarse con más. En este caso, lucen muy bellas puestas sobre un mueble pequeño y bajo tipo cómoda, que se encuentre bajo un espejo alto.

Si la casa es muy grande, podrá colocar velas por todos lados. Una gran idea, son las velas líquidas que le dan un matiz de misterio y paz a la casa. Asimismo, las velas dispuestas individualmente en cada escalón de la escalera son sin duda lo máximo. Se recomienda que estas velitas sean pequeñas, y de colores diversos.

Si el lugar elegido es el comedor o el salón, se pueden colocar la cantidad que desee, sobre una mesita pequeña que tenga en algún rincón como para tomar el té, eso sí, debe fijarse que sus tonos combinen con la decoración que estas áreas de la casa tienen. También es importante tomar en cuenta el candelabro, pues no sólo se pueden colocar solas.

Los diseñadores se han preocupado mucho por este aspecto y hoy puede encontrar candelabros de muchos tipos, entre los que cabe mencionar los de acero, muy modernos y que se pueden colocar en la pared o que son de pie. Asimismo, puede encontrar los antiguos, que inevitablemente son un toque de clasicismo y de mucho glamour, y hay pequeños de cerámica o de barro que van muy bien con un ambiente austero. Sobra decir que es aconsejable que el candelabro coincida con el resto de la decoración donde será colocado.

Pues bien, usted elige. Pliégese a esta locura por la iluminación de las velas y llene de magia su hogar.