Un empresario se queja por desacato de dos sentencias

Un empresario se queja por desacato de dos sentencias

HIGUEY. El empresario Diógenes Aracena denunció el desacato judicial a las dos sentencias emitidas por la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera instancia del Distrito Judicial de la Altagracia contra el abogado del Estado Fermín Casilla Minaya, quien mantiene una litis por un terreno en la zona de Bávaro, comprado por Aracena en el 2000 al Banco de Reservas.

Aracena entiende que el desacato judicial es un tremendismo por parte del abogado del Estado y el juez que anula el deslinde y condena a Banreservas y al comprador. Manifestó que el magistrado Manuel Sánchez Ceballos, juez del Tribunal de Tierras de la Altagracia, en momentos en que se encontraba recusado, anuló por la decisión número 0187201400101, en fecha 21 de marzo del 2014, el deslinde de 1,200 tareas ubicadas en la parcela 67-B 530 propiedad de Banreservas.

Indicó que la entidad bancaria le vendió esas tierras y que él a su vez las vendió a inversionistas extranjeros y que estos fueron desalojados por el abogado del Estado. Al mismo tiempo les ha secuestrado los equipos de construcción dentro de la propiedad desde el año 2005 hasta ahora.

Aracena dijo que la nulidad del deslinde parece indicar una protección al doctor Casilla Minaya para violentar las sentencias número 543/2008 y 143/2014 que ordenan al abogado del Estado la puesta en ocupación de sus propietarios, a las que nunca ha querido darle cumplimiento, que al 2 de septiembre acumula un astreinte de RD$10 millones.