UE y Rusia critican ataques de israelíes

UE y Rusia critican ataques de israelíes

PARIS (AFP).- La Unión Europea (UE) y Rusia criticaron ayer, jueves, la operación militar israelí lanzada contra el sur del Líbano, tildándola de “desproporcionada”, mientras que Estados Unidos justificó al Estado hebreo, su mejor aliado en la región, aduciendo que “tiene derecho a defenderse”.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, afirmó en Alemania que Israel “tiene derecho a defenderse”, pero le pidió que no tome ninguna medida que pueda minar al gobierno libanés, en conferencia de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel.

Dijo asimismo que Siria tendrá que “rendir cuentas” en el marco de esta escalada. “El presidente (sirio Bachar al) Asad debe dar muestras de liderazgo por la paz”, agregó Bush, al subrayar que el movimiento chiita libanés del Hezbolá, que el miércoles capturó a dos soldados israelíes, tiene “una presencia activa en Siria”.

La UE juzgó por su parte “desproporcionada” la operación militar israelí en respuesta a esos secuestros.

La presidencia de turno finlandesa de la UE advirtió contra “cualquier acción contraria al derecho humanitario internacional” y deploró la “muerte de civiles y la destrucción de infraestructuras civiles”.

El secretario general del Consejo de Europa, Terry Davis, estimó por su parte que los métodos de Israel para obtener la liberación de sus soldados son “inapropiados y contraproducentes”.

En el Consejo de Seguridad de la ONU, Estados Unidos vetó un proyecto de resolución de Qatar que instaba al cese de los ataques aéreos israelíes en la franja de Gaza.

Por otro lado, el Consejo de Seguridad debe reunirse de urgencia el viernes para examinar la situación en el Líbano. Sus 15 miembros se entrevistarán con los representantes del Líbano e Israel.

El Líbano, que solicitó dicho encuentro, reclama un alto el fuego inmediato.

Numerosos gobiernos europeos criticaron la respuesta israelí al secuestro de sus dos soldados.

Gran Bretaña instó a Israel a actuar de manera “proporcionada” en su operación en el Líbano, y pidió “moderación a todas las partes”.

La canciller británica, Margaret Beckett, y el Alto Representante de la UE para la Política Exterior, Javier Solana, expresaron en Londres su “preocupación” por la escalada que supone “una amenaza grave tanto para Israel como para el Líbano”.

El presidente francés, Jacques Chirac, instó “urgentemente” al “cese de la violencia” y a la “liberación” de los dos soldados.

El ministro italiano de Relaciones Exteriores, Massimo d’Alema, juzgó la ofensiva de “desproporcionada y peligrosa” y anunció una “iniciativa de la UE y el G8 para poner fin a la espiral de violencia”.

La canciller alemana, Angela Merkel, se unió a la petición de “acabar con la violencia” durante su rueda de prensa con Bush.

Rusia instó a la calma para evitar un “conflicto abierto en la región”.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, anunció el envío a Oriente Medio de una delegación de alto nivel para tratar de “desactivar” la escalada y se mostró “profundamente preocupado”.

Los miembros del Cuarteto para Oriente Medio – Estados Unidos, Rusia, la ONU  y la UE -, iniciaron consultas para “no dejar que este conflicto se transforme en una verdadera guerra entre el Líbano e Israel”, según un alto responsable de la diplomacia rusa.

Por su parte, los cancilleres de los países de la Liga Arabe tienen previsto reunirse de urgencia el sábado en El Cairo para abordar la situación.

El rey Abdalá II de Jordania condenó los ataques israelíes contra “civiles inocentes y las infraestructuras del país”.

Finalmente, el comité internacional de la Cruz Roja se declaró “muy preocupado” por la situación de los civiles en el conflicto israelo-libanés.