Trump cede ante las críticas y ordena no separar las familias

Trump cede ante las críticas y ordena no separar  las familias

El presidente estadounidense, Donald Trump, intentó ayer frenar el aluvión mundial de críticas con un decreto que pone fin a la separación de los niños inmigrantes de sus padres en la frontera, pero no resuelve la situación de más de 2,300 menores que han sido alejados de sus progenitores.
En lugar de ser separados de sus padres al cruzar la frontera, como ocurría desde abril, a partir de ahora los niños indocumentados serán retenidos indefinidamente junto a sus familiares en centros de detención de inmigrantes, según la orden firmada por Trump.
El presidente no necesitaba usar su poder ejecutivo para acabar con la separación de familias- Podría haberlo hecho con una simple llamada a su fiscal general, Jeff Sessions, en la que le ordenara detener o modificar la política de “tolerancia cero” contra la inmigración ilegal, que originó el problema.
Esa política, inaugurada formalmente en abril, lleva a presentar cargos criminales contra cualquier adulto que cruza irregularmente la frontera con México, y el inicio de ese proceso por la vía penal llevaba a separarles de los niños con los que hubieran viajado. Pero Trump no quiso acabar con esa política, y,en cambio, optó por ordenar que se empiecen a ingresar juntas a familias en centros de detención de inmigrantes.