Tribunal iraquí condena a muerte a tres socios de Saddam Hussein

Tribunal iraquí condena a muerte a tres socios de Saddam Hussein

BAGDAD (AP) _ Un tribunal iraquí condenó ayer a morir en la horca al primo de Saddam Hussein, conocido como «Alí el Químico», y a otros dos ex funcionarios iraquíes por su participación en una campaña de ataques que causó la muerte de 180.000 curdos en la década de 1980.

   Alí Hassan al-Majid, primo de Saddam y ex líder del Mando de la Oficina del Norte del Partido Baath, recibió su mote por el presunto uso de armas químicas para reprimir a la minoría étnica curda que se había alzado en el norte del país durante la guerra con Irán entre 1980-88.

   Al-Majid fue hallado culpable de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra, por ordenar que el ejército y los servicios de seguridad utilizaran armamento químico en una ofensiva de gran envergadura

   Los acusados del llamado «Caso Anfal», por el nombre que se le dio a la campaña represiva, habían manifestado que actuaron bajo las órdenes de superiores en momentos que el liderazgo de Bagdad, presidido por Hussein, consideraba a los curdos como aliados de Irán.

   Saddam estaba también acusado en el caso, pero fue ejecutado el 30 de diciembre después que la justicia declaró su culpabilidad en la matanza de 148 chiíes en Dujail tras un intento de asesinarlo en 1982.

   También fue condenado el ex ministro de Defensa Sultan Hashim Ahmad al-Tai.

   Al-Tai, vestido con una túnica y un tocado tradicionales, permaneció en silencio cuando se leyó el veredicto, pero después insistió en que es inocente. Al retirarse agradeció a Dios.    «No diré nada nuevo, sino que le dejaré esto a Alá. Soy inocente», dijo al-Tai, mientras un guardia lo conducía a la salida del tribunal.

   Los otros dos condenados a morir en la horca fueron el ex ministro de Defensa Sultan Hashim Ahmad al-Tai y Hussein Rashid Mohamed, un ex vicedirector de operaciones de las fuerzas armadas.    Mohamed interrumpió al juez cuando leía el veredicto y dijo que los acusados estaban defendiendo a Irak de los rebeldes curdos.    «Dios bendiga a nuestros mártires. Viva el valiente ejército iraquí. Viva Irak. Viva el partido Baath y viva la nación árabe», declaró.    Otros dos ex funcionarios del régimen _Sabir al-Douri, ex director de inteligencia militar, y Farhan Mutlaq Sale, director de la inteligencia militar para la región oriental_ fueron condenados a prisión perpetua.    En cambio, el ex gobernador  Taher Tawfiq al-Ani fue absuelto de todos los cargos.