Tribunal Constitucional implica desarrollo del Estado Democrático

Tribunal Constitucional implica desarrollo del Estado Democrático

El tratadista del Derecho Electoral y Constitucional, doctor Belarminio Ramírez Morillo, manifestó que la creación del Tribunal Constitucional es una señal obvia del avance alcanzado en materia institucional en las últimas dos décadas en la República Dominicana.

El profesor universitario expresó que hace 20 años el principal tema del debate en el mundo jurídico y político dominicano estaba enfocado a la necesidad de independencia y fortalecimiento del Poder Judicial, mientras que en los actuales momentos, la discusión se circunscribe a la definición de los alcances del Tribunal Constitucional como órgano extra poder, lo que certifica la evolución y consolidación del Estado Democrático.

Adujo que en los actuales momentos, Estado Democrático es sinónimo de Democracia Constitucional, y por tanto, el Tribunal Constitucional deberá jugar un rol importante en procura de que se apliquen las figuras de democracia participativa incorporadas en la Carta Magna el 26 de enero del 2010.

Expresó que el Tribunal Constitucional tendrá la responsabilidad de garantizar el respeto de la Constitución , pero tampoco el órgano estará colocado por encima de la Carta Magna como han señalado algunos de que el mismo pudiera ser un órgano irresponsable.

Dijo que si los Miembros del Tribunal Constitucional serán responsables, y si se exceden en sus funciones pueden ser sometidos a un juicio político por el Congreso de la República.

Manifestó que el debate que se suscita en los actuales momentos en torno a los alcances del Tribunal Constitucional se ha producido en todos los países al momento de la entrada en vigencia del órgano extra poder.

Definió la discusión como una lucha por la redistribución del poder, ya que algunos actores que dirigen a los Poderes del Estado, tienen el temor de que el Tribunal Constitucional concentre mucho poder, y que lo utilice para doblegar a los demás poderes del Estado.

Al participar en el panel: La dimensión política del Tribunal Constitucional, en CDN (canal 37) moderado por Servio Tulio Castaños Guzmán,  Vicepresidente Ejecutivo de la FINJUS , en compañía de los juristas Flavio Darío Espinal y Cristóbal Rodríguez, Belarminio Ramírez definió el Tribunal Constitucional como un órgano de naturaleza política.

Dijo que el Tribunal Constitucional es el resultado de un pacto político en procura de garantizar la supremacía de la Constitución , fortalecer la institucionalidad del Estado y garantizar que los derechos fundamentales sean derechos posibles y alcanzables.

Ponderó el hecho de que el liderazgo político del presente haya sido capaz de en medio de un clima de armonía y estabilidad de consensuar una reforma integral a la Constitución , lo que confirma que la sociedad está siendo guiada por un liderazgo responsable y de firme convicción democrática.

Expresó que según el liderazgo político pactó la creación del Tribunal Constitucional, así mismo tienen la responsabilidad de garantizar que el Estado Social y Democrático de Derecho que consagra la nueva Constitución sea una realidad.

Belarminio Ramírez subrayó que  el gran reto, el gran desafío en el futuro inmediato, es convertir los derechos fundamentales consagrados en la Carta Magna en derechos posibles y alcanzables.