Tribunal conoce este martes demanda contra la Liga Municipal?

 Tribunal conoce este martes demanda contra la Liga Municipal?

El juez presidente del Tribunal Contencioso, Tributario y Administrativo, doctor Saba Henríquez Marín, fijó para este martes a las 9:00 de la mañana la audiencia para conocer la demanda interpuesta por el Ayuntamiento del Distrito Nacional en contra del descuento de 7 millones de pesos mensuales que le hace a su presupuesto la Liga Municipal Dominicana.

El Ayuntamiento depositó ante ese tribunal una solicitud de medida cautelar anticipada, por considerar oneroso e ilegal el descuento que ejecuta la Liga Municipal Dominicana, que al año suman 84 millones de pesos.

El Tribunal Contencioso, Tributario y Administrativo funciona en la calle Juan Sánchez Ramírez esquina Socorro Sánchez, en Gazcue.

Para fijar la audiencia a la demanda del Cabildo capitaleño, el juez Henríquez Marín se apoyó en el artículo 7, parte infine, de la Ley 13-07 de Transición hacia el Control Jurisdiccional de la Actividad Administrativa del Estado de fecha 6 de febrero de 2007.

El Ayuntamiento recurrió ante ese tribunal en busca de la suspensión del oneroso descuento de siete millones de pesos mensuales que realiza la Liga Municipal Dominicana de su presupuesto, que al año asciende a 84 millones de pesos.

En rueda de prensa, el secretario general del ADN, Domingo Contreras, afirmó el pasado miércoles que la ciudad se propone recuperar estos recursos que destinaría a la construcción de 14 parques en la urbanización Mata Hambre, los kilómetros de la Carretera Sánchez y en Los Ríos, en adición a las obras proyectadas en el presupuesto de la institución para el año 2009.

Reveló que a cambio de ese descuento, que según el funcionario es impropio y que no tiene razón de ser, el Ayuntamiento del Distrito Nacional no recibe nada a cambio de parte de la Liga Municipal Dominicana.

“A cambio de ese descuento, que para nosotros es oneroso, el Ayuntamiento del Distrito Nacional no recibe de la Liga Municipal Dominicana ni siquiera una hoja de papel; nunca una secretaria ha participado en un curso de formación impartido por la Liga Municipal Dominicana, y ni hablar de asistencia técnica de parte de ese organismo”, expresó Contreras.

Destacó que no hay ninguna razón para ese descuento, en vista de que la Ley  176-07 del Distrito Nacional y los municipios cambió el régimen legal municipal y entre las entidades a las que sometió a un cambio profundo se encuentra la Liga Municipal Dominicana, que en su Art. 105, estableció lo siguiente: En el capitulo IV de la Ley 176-07 el Articulo 105 define a la Liga como una entidad de asesoría en materia técnica y de planificación, dirigida por un secretario general electo por los síndicos/as de los municipios y el Distrito Nacional cada cuatro años”.

Contreras agregó que la Ley que establece que el mecanismo máximo de la Liga Municipal Dominicana, que viene a representar su Asamblea General estará representada por los síndicos /as de los municipios y el Distrito Nacional que elegirán al Secretario General por un periodo de cuatro años.

Contreras indicó que la Ley No. 176-07 le traspasó plena autonomía municipal a los Ayuntamientos por lo que es hora de que los Ayuntamientos lo ejerzan, y agregó que es la propia Ley No. 176-07 del Distrito Nacional y los Municipios que crea la posibilidad de que los Ayuntamientos pueden acudir a la justicia cuando consideren lesionados esos intereses en su Art. 104: “Los ayuntamientos, a través de la sindicatura, tienen la facultad de impugnar los actos y disposiciones del Poder Ejecutivo, de otros ayuntamientos y otros organismos de la administración pública ante el Tribunal Contencioso, Tributario y Administrativo, que lesionen su independencia y la autonomía funcional en los términos que les concede la Constitución y las leyes”.

Es por ello que para el Ayuntamiento del Distrito Nacional representa una oportunidad de lograr que la Ley No. 176-07 se pueda aplicar, para que los órganos y las competencias que ella determina se apliquen de modo que haga posible un régimen local que pueda responder a las exigencias y expectativas de los ciudadanos.