Tribunal aplaza juicio  torre  por vigésimo segunda ocasión

Tribunal aplaza juicio  torre  por vigésimo segunda ocasión

Por vigésimo segunda ocasión fue aplazado ayer el juicio en torno a la petición de los vecinos del residencial Los Cacicazgos, en el Distrito Nacional para que sea demolida la torre de Plata, en la calle Cibao  Oeste, por considerarla ilegal ni cumplir con  normas mínima de construcción establecidas.

El aplazamiento del juicio de fondo  que iniciaría  a las 9:00 de la mañana lo hizo una jueza del juzgado de paz para asuntos municipales, ubicado en el sector de Manganagua, de esta capital a solicitud de la parte contraria, por  la falta uno de sus abogados, imprescindible en ese momento.

Rita Espaillat de Valdez, presidenta de la junta de vecinos, explicó que la obra proyectada para 31 niveles, de los cuales lleva nueve, no cuenta con los planos aprobados, ni con la licencia que otorga el Ministerio de Obras Públicas, pero tampoco de Medio Ambiente, por lo que no hay garantía.

La dirigente comunitaria señaló que los patrocinadores del inmueble se basaron en un uso de suelo “irregular” que también fue impugnado, por lo cual los vecinos de Los Cacicazgos mantendrán la lucha hasta ver demolido el edificio detenido por las autoridades a la espera de una decisión judicial.

Manifestó la indignación de los residentes del lugar porque a más dos años de luchar en los tribunales todavía  no se haya producido un  veredicto a favor de la comunidad, lo que sentaría un precedente en la capital dominicano.

La licenciada Miriam Paulino, abogada de los vecinos de Los Cacicazgos, advirtió   que se está jugando a la táctica dilatoria hasta extinguir el plazo de tres años que otorga el Código Procesal Penal para que prima.

Paulino solicitó al tribunal  que  declare  en rebeldía a los responsables de la Torre de Plata.

La clave

Irrespeto

Por vigésimo segunda ocasión fue aplazado el juicio de fondo en torno a la torre Plata, por el tribunal de paz para asuntos municipales. La abogada de los vecinos solicitó al tribunal declarar en rebeldía a los patrocinadores de la torre,  que se las arreglan para ausentarse.