Tras crisis Japón, crece temor por cementerio nuclear EU

Tras crisis Japón, crece temor por cementerio nuclear EU

RICHLAND. AFP.  Es el mayor cementerio nuclear del continente americano: 200 millones de litros de material radioactivo residual de la fabricación de bombas de plutonio. Según las autoridades, el lugar es seguro, pero el accidente nuclear japonés reactivó la inquietud de los vecinos de la zona.

Más de 20 años después de su cierre, doce mil personas siguen trabajando todavía en la reserva de Hanford con el único fin de asegurar la limpieza de esta instalación que data de la segunda guerra mundial. De esta fábrica, situada en el estado de Washington (noroeste de Estados Unidos), salió la bomba lanzada sobre Nagasaki en 1945.

Sesenta y cinco años después, este extenso lugar sigue almacenando bajo tierra 177 barriles de hormigón rellenos de material radioactivo. Tom Carpenter, del movimiento ecologista Hanford Challenge, teme el impacto que una catástrofe natural podría tener en esta zona amenazada por los temblores de tierra y en la que también hay instalada una central nuclear en actividad.

Carpenter teme también que grupos terroristas o personas desquiciadas metan mano a los residuos.