Transformaciones EXTREMAS

Transformaciones EXTREMAS

Para los actores y actrices de Hollywood, las exigencias que les hacen a la hora de encarnar un personaje van más allá de una buena actuación. Ellos se someten a los cambios más drásticos con tal de lograr  obtener el mejor papel, sin importarles tener  que sacrificar su cuerpo o arriesgar su salud. Al parecer los directores de cine prefieren que sus personajes sean reales, no que lo parezcan.

Uno de los actores que sorprendió a todos por el  increíble cambio que tuvo su cuerpo fue el británico Christian Bale en su papel de “El Maquinista”. Para este filme el actor tuvo que someterse a una dieta extrema con la que logró bajar aproximadamente 61 libras. Su papel consistía en un obrero llamado Trevor Reznik que tenía un año sin dormir y esto le provocó trastornos mentales.

El rapero y actor Curtis Jackson, mejor conocido como 50 Cent, también tuvo que dejar atrás su musculoso cuerpo para lograr darle vida a un joven jugador de fútbol americano que lucha contra el cáncer en la cinta  “Things Fall Apart”. Según la información que él mismo publicó en su página web,  donde además colgó las primeras fotos de su transformación. Logró bajar aproximadamente 50 libras con una dieta líquida y corriendo tres horas diarias.     

Así como muchos famosos han tenido que adelgazar hasta lucir una figura esquelética para darle más realismo a sus personaje, otros han han alterado su anatomía natural para pasar de tener cuerpos esbeltos a cuerpos robustos.

A Jared Leto, quien es vegetariano, se le dificultó mucho someterse a la dieta de pizza, cerveza y Coca Cola que lo llevó a aumentar 44 libras para encarnar a Mark Chapman, el asesino de John Lennon, en la película “Chapter 27”. Leto dijo que ese drástico cambio de peso  afectó su salud a tal punto que tuvo que utilizar una silla de ruedas porque sus piernas no aguantaban el peso que había ganado.

El papel que llevó a Robert de Niro a ganar su segundo Oscar fue Jake LaMotta en la película “Toro salvaje”. En esta cinta tuvo que modificar su cuerpo totalmente para interpretar a un boxeador de peso mediano. El camaleónico actor engordó 30 kilos (66 libras) a base de una rigurosa dieta de cerveza, pizza y pasteles. En tanto que en solo siete meses Renée Zellgwegger subió 30 libras para poder interpretar a Bridget Jones, el personaje que la lanzó a la fama en la cinta “El diario de Bridget Jones”.

La industria del cine ha  evolucionado con el tiempo, pero  a pesar de la tecnología que existe en la actualidad con la que pueden distorsionar  cualquier parte del cuerpo de los actores, estos efectos no bastan.