Traen al país nueva técnica
para tratar lesiones del intestino delgado

Traen al país nueva técnica<BR>para tratar lesiones del intestino delgado

POR JOSÉ PIMENTAL MUÑOZ
Una nueva técnica, que ha sido introducida recientemente al país, permite diagnosticar y tratar las lesiones del intestino delgado sin necesidad de someter al enfermo a una cirugía abierta.

Con el enteroscopio de doble balón, accesorio diseñado en Japón, los médicos pueden llegar a zonas del intestino delgado que  hasta el momento eran inaccesibles debido a la longitud, (casi ocho metros) del mismo.

Con el método de diagnóstico predominante –la endoscopia-  los médicos sólo podían acceder, entrando por la boca,  al  estómago y al duodeno (primer tramo intestinal que recorren los alimentos) así como, entrando por el ano, al intestino grueso, tubo de metro y medio de largo formado por el ciego, el colon y el recto. 

Sin embargo, la endoscopia, que consiste en un tubo flexible con un mando exterior que se introduce por la boca o el ano y que en la punta puede incorporar una cámara de vídeo minúscula o accesorios como un bisturí, no se puede utilizar para explorar e intervenir el intestino delgado, ya que el instrumento  no avanza debido a la  prolongada extensión de ese órgano.

Pero el nuevo procedimiento que llega a República Dominicana –el enteroscopio de doble balón- permite acceder a todo el intestino delgado en un 90% de casos, explicó el doctor Plutarco Restituyo, al dictar en el hotel Clarión, de la capital, una conferencia ante medio centenar de médicos, varios de ellos gastroenterólogos. 

Cómo funciona

Este equipo consta de un endoscopio -un tubo flexible- con un balón en el extremo y un segundo balón en la punta de otro sobretubo. Inflando y desinflando los balones a través de un mando exterior, se permite avanzar por todo el intestino delgado imitando el movimiento de una oruga.

 “Primero se avanza introduciendo este aparato a través de la boca y si no se puede llegar a más, se hace por el ano”, explicó Restituyo, ejecutivo del Centro Gastrodiagnóstico y Especialidades, ubicado en el sector capitalino de Gazcue.

Al igual que con las endoscopias convencionales, en la punta de este aparato se pueden introducir accesorios para tratar lesiones, como una sonda o un bisturí, y una minúscula cámara de vídeo, que permite visualizar las imágenes del intestino a través de una pantalla exterior.

Con la enteroscopia de doble balón se puede tratar “hemorragias digestivas de las que no se conoce el origen y pólipos en el intestino, así como detectar trastornos de diarrea crónica y dolor abdominal o casos de la enfermedad de Crohn en el intestino delgado”, según este especialista.

Diseñado  por el doctor Hironori Yamamoto en 1998 y lanzado al mercado internacional hace poco, con el nuevo instrumento se puede hacer, entre otras cosas, tomas  de  biopsias, colocación de clips,  polipectomía,  esclerosis  y coagulación de las lesiones identificadas.