Tony Fernández recibirá hoy el último adiós en su tierra SPM

Tony Fernández recibirá hoy el último adiós en su tierra SPM

La expresión “Es ley de todo hombre, volver a la tierra que lo vio nacer”, se cumplirá hoy con el último adiós que le darán a la leyenda del béisbol Tony Cabeza Fernández, quien será sepultado en su tierra San Pedro de Macorís, quien falleció en Miami, luego de una larga enfermedad.
Tony Fernández, un exparacorto dominicano, quien conquistó un cetro de Serie Mundial con los Azulejos de Toronto en 1993, sus restos fueron velados ayer en la funeraria Blandino, de la Avenida Abraham Lincoln, donde una gran cantidad de deportistas, familiares y ex jugadores visitaron para rendirle tributo a un gran jugador y mejor ser humano.
Por la funeraria estuvieron el Ministro de Deportes, Danilo Díaz; el presidente del Comité Olímpico, Luisin Mejía; el presidente de la Liga de Béisbol, licenciado Vitelio Mejía, así como los directivos de los Tigres del Licey, equipo que jugó por varios años en los torneos de invierno en el país.
Fernández fue firmado por el gran escucha Epy Guerrero, para los Azulejos del Toronto.
Varias entidades deportivas y empresas, enviaron ramos de flores.
Sepelio hoy en SPM
Los restos de Fernández, serán llevados hoy a su tierra natal de San Pedro de Macorís, donde le rendirán un tributo de reconocimiento en el estadio Tetelo Vargas, donde dio los primeros pasos como jugadores, luego de la firma al profesionalismo, por parte de Guerrero.
Sus familiares anunciaron que el sepelio será a las 2:30 de la tarde.
Al momento de su deceso, Fernández contaba con 57 años y fue uno de los mejores torpederos de su generación, dueño de una brillante defensa que incluía con acrobáticas atrapadas. Fernández fue por un tiempo largo uno de los peloteros favoritos en Toronto, debutó en 1983 a los 21 años y se ganó el puesto de titularidad de los azulejos en 1985, equipo al que ayudó a ganar su primer cetro divisional esa campaña. Durante su carrera conquistó cuatro guantes dorados entre 1985 y 1990.
Los Azulejos lo negociaron junto con Fred McGriff, otro favorito de la franquicia en un cambio por Joe Carter y Roberto Alomar. Además fue cinco veces miembro del equipo Todos Estrellas. De por vida fue un bateador de .288 y tuvo al menos cuatro campañas en que superó los .300 de promedio. Se retiró en el 2001.