Times cree EU no debe asilar Posada

Times cree EU no debe asilar Posada

NUEVA YORK (EFE).- EEUU no debe conceder asilo al anticastrista Luis Posada Carriles, a quien se relaciona con el atentado contra un avión cubano en 1976 en el que murieron 73 personas, abogó ayer en un editorial el diario «The New York Times».

El rotativo neoyorquino señala que el gobierno del presidente George W. Bush debe negar el asilo solicitado por el activista de origen cubano «en nombre de la credibilidad, de la consistencia y de la justicia para con las 73 víctimas», la mayoría deportistas cubanos.

El editorial agrega que Posada «debe ser arrestado y extraditado para que sea juzgado, no sólo por el atentado de la aeronave, sino también por otros ataques terroristas que ha reconocido planificar, incluido uno en 1997 que acabó con la vida de un hombre de negocios italiano que visitaba La Habana».

El rotativo señala que «desafortunadamente» el Gobierno de Bush no cree en la Corte Penal Internacional, que para el diario neoyorquino sería el escenario adecuado donde juzgar a Posada.

El editorial estima que la posible extradición de este individuo a Venezuela, atendiendo a la petición que tramita el Gobierno de Caracas, «significaría que, con el tiempo, Posada podría terminar siendo juzgado en La Habana», debido a las estrechas relaciones entre el Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, y el régimen cubano de Fidel Castro.

El diario alude también al efecto negativo que podría tener para el presidente Bush y para el Partido Republicano en Florida el negar el asilo a Posada, dada la importancia numérica de la comunidad cubana en el exilio, y señala que una posible solución sería deportarle a un país europeo que quisiera juzgarle o enviarle a la Corte Penal Internacional.

«La única cosa que el gobierno Bush no puede hacer es refugiar a Posada concediéndole asilo político», recalca el diario, y agrega que eso ofendería a los principios de este país y supondría un precedente muy perjudicial.

Según divulgó hoy el diario «The Miami Herald», tanto la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EEUU relacionan a Posada con el atentado de 1976 contra un aparato de la aerolínea Cubana de Aviación en el espacio aéreo de Barbados, y cubría el vuelo Caracas-La Habana.

A tenor de la información, Posada asistió al menos a dos reuniones para planear el atentado, revelación que puede suponer una nueva traba a la petición de asilo político que ha hecho a EEUU en abril pasado el abogado del anticastrista, actualmente en paradero desconocido.

El Gobierno de Venezuela, donde se lo persigue porque huyó de una cárcel de ese país en 1985 cuando era procesado por el caso del avión cubano, tramita la solicitud de extradición con el visto bueno del Tribunal Supremo de Justicia.

Cuba, que considera a Posada un terrorista internacional, ha pedido a Washington que deniegue su solicitud de asilo e impulsa una campaña para lograr que se entregue al anticastrista a Venezuela o se le juzgue por un tribunal internacional.

Posada, de 77 años, perteneció al Ejército de EEUU entre 1962 y 1963, y fue miembro de la CIA entre 1964 y 1968, según datos facilitados por su abogado.

El anticastrista fue indultado en agosto de 2004 por la entonces presidenta panameña Mireya Moscoso, junto a otros tres cubano-estadounidenses, después de ser condenados a penas de siete años de cárcel por delitos contra la seguridad, en un caso en el que La Habana denunció un complot para asesinar a Fidel Castro en 2000 durante la X Cumbre Iberoamericana.