Texas quiere realizar ultrasonidos a las mujeres antes del aborto 

Texas quiere realizar ultrasonidos a las mujeres antes del aborto 

Washington, (EFE).- El gobernador de Texas, Rick Perry, tiene hoy sobre su mesa la decisión de promulgar una propuesta de ley aprobada por el Congreso estatal que exige que las mujeres que vayan a abortar se sometan a ultrasonidos y escuchen el corazón del bebé antes del procedimiento.  

 Grupos proabortistas ya han anunciado para hoy manifestaciones en todo el estado contra la medida, aprobada el lunes por el Congreso estatal por 107 votos a favor frente a 42 en contra.  

“Es un momento definitorio en los derechos reproductivos, no sólo en Texas, en todo el país”, afirmó la organización Planned Parenthood (Planificación Familiar) de Texas en su llamamiento a salir a la calle a manifestarse.   Perry, sin embargo, celebró la aprobación de la ley por parte del Congreso de Texas ya que, dijo, “reafirma nuestros esfuerzos para proteger la vida y asegura que todos los tejanos estén totalmente informados cuando consideren tomar una decisión de tanta importancia».  

“La decisión para escoger la vida se vuelve más clara cuando la persona tiene acceso a toda la información, espero con impaciencia que esta importante ley llegue a mi despacho”, explicó Perry en una reciente nota de prensa. 

  La iniciativa de ley exige que todas las mujeres que quieran abortar, incluso las víctimas de una violación, deban someterse a ultrasonidos 24 horas antes del aborto y vean los resultados.  

La última versión aprobada por la Cámara de Representantes es más exigente que la previamente ratificada por el Senado, ya que no plantea excepciones y retira la licencia médica a aquellos médicos que no realicen el ultrasonido antes de practicar el aborto.  

El autor de la proposición de ley, el republicano Sid Miller, explicó que si las mujeres que van a abortar no quieren ver los resultados del “sonograma” pueden mirar para otro lado o utilizar auriculares para evitar escuchar el latido del corazón. 

  Por su parte, el miembro de la Cámara de Representantes por Houston, el demócrata Armando Walle, calificó la iniciativa como “la cima de la intrusión por parte del Gobierno en los individuos de Texas».  

 Asimismo, el doctor Scott Pear, de Planned Parenthood de Texas, criticó la “problemática ley” por el uso “de los ultrasonidos para fines políticos».