Terrero disponía de cuenta de RD$8 millones

Terrero disponía de cuenta de RD$8 millones

El presidente de la Cámara de Cuentas manejaba de manera discrecional una cuenta de RD$8 millones, sin el conocimiento de los otros miembros del organismo responsable de fiscalizar los bienes del Estado. 

La revelación la hizo anoche a los periodistas el doctor Luis Yépez Suncar al término de su encuentro con los diputados que lo interrogaron. Todos los miembros de la Cámara fueron interrogados.

ADALBERTO DE LA ROSA
Y JUAN PÉREZ RECIO
a.rosa@hoy.com.do

Dos de los tres miembros de la Cámara de Cuentas interrogados por la comisión de diputados en la mañana de ayer confirmaron la existencia de 90 auditorias practicadas a instituciones públicas que fueron detenidas durante el pasado proceso electoral y advirtieron que cuando se den a conocer “caerán santos de los altares”.

 José Altagracia Maceo y Julio de Beras dijeron que la existencia de esas auditorias es lo que ha causado los problemas surgidos en el organismo fiscalizador y que es la razón por la que son investigados.

Maceo, De Beras y  José Gregorio coincidieron en asegurar que a lo interno de la Cámara no hay mayores problemas. Su compañero José Altagracia Maceo afirmó: “en la cámara no ha pasado nada grave, es un problemita de muchachitos que ya se solucionó”.

Sin embargo, el diputado Radhamés Castro, miembro de la comisión investigadora, aseguró que existen suficientes elementos como para solicitar un juicio político contra los nueve miembros del organismo con fines de destitución.

A su salida del interrogatorio, que se extendió por casi tres horas, De Beras dijo que las 90 auditorias están en el informe y que es posible que haya irregularidades en algunas de ellas.

 Negó que los miembros de la Cámara tuvieran  planes volver a aumentarse los sueldos como se ha informado. 

Castro, René Polanco y Ángel Acosta, integraron una subcomisión que la mañana de ayer realizó un descenso en las oficinas de la Cámara de Cuentas donde indagaron algunos aspectos del proceso revelado por los interrogados.

Todos los miembros de la Cámara han dicho que no renunciarán porque no han cometido faltas a sus responsabilidades.

José Altagracia Maceo es secretario del bufete directivo y dijo que como hombre de edad y de tiempo en la Cámara de Cuentas “no permite que se hagan negocios para que la gente salga rica del organismo”.

Sin embargo admitió que se precisa de una “reingeniería” con la finalidad de que el trabajo sea más eficiente y de calidad que permita mejorar la imagen de la institución.

La comisión especial designada por la Cámara de Diputados para indagar las alegadas irregularidades cometidas en la Cámara de Cuentas, interrogó la mañana de ayer a José Altagracia Maceo, José Gregorio y a Julio De Beras, y en la tarde  correspondió a Freddy Almonte Brito, Alcides Benjamín Decena y  Luis Yépez Suncar.

Zoom

Amagar y no dar

Aunque algunos de los miembros de la Cámara de Cuentas confirmaron la existencia de 90 auditorias, que alegadamente “tumbarían santos”, ninguno quiso revelar en qué consistían ni  identificaron las instituciones.

 De cara al sol

Todos los miembros del organismo alegan pulcritud en el manejo del organismo, sostienen que no renunciarán porque no han violado la ley  y  califican como un acto de irresponsabilidad tomar esa decisión.

Minimizan situación

Para los  nueve, en la Cámara no ha pasado nada. Todo está bien.

Conclusión

La comisión especial que tuvo a su cargo las investigaciones del caso  concluyó anoche los interrogatorios a los nueve miembros de la Cámara de Cuentas.

Los últimos en ser interrogados fueron Luis Yepez Suncar, Alcides Decena Lugo y Freddy Bolívar Almonte Brito. El proceso se inició a las 5:00 de la tarde y concluyó a las 11:30 de la noche. El último en ser cuestionado fue Almonte Brito.

Tras salir del interrogatorio realizado en el salón Hugo Tolentino Dipp, Yepez Suncar reveló que el presidente del organismo, Andrés Terrero manejaba de manera discrecional una cuenta de RD$ 8 millones. A su juicio, el único problema de la cuenta fue que Terrero no la puso en conocimiento de los demás miembros de la Cámara, aunque luego dio  explicaciones que convencieron a los demás magistrados.

Dijo que materialmente es imposible que el organismo haya gastado RD$400 millones en la realización de 10 auditorías. Dijo  que el organismo ha  realizado 78 auditorías, que fueron depositadas en  la Cámara de Diputados.