Terapia de plantas ¡por su salud!

Terapia de plantas ¡por su salud!

A continuación  el uso correcto de una serie de plantas que le harán rebozar de salud 
Rábano
Raíz fuerte o radiyeta. Se usa la planta completa. Sirve para curar el cáncer de pulmón, y de todo el sistema respiratorio. Se ralla la raíz y se mezcla con miel, se toma una cucharita por día (para prevenir) y en caso de estar afectado se toma 3 veces por día. Para problemas pulmonares se puede hacer destilado, de lo que queda dentro del destilador (el caldo último) se puede hacer jarabe. Para tumores, se puede usar como cataplasma, se mezcla la raíz rallada, con una cuchara de harina y 1 cuchara de sal, se deja descansar por 24 horas y después se aplica en la parte afectada.

Limón común

Se saca la cáscara y la semilla, se lleva a la licuadora agregando azúcar y licuando hasta que se forma una pasta, en este momento se le agrega una taza de leche hervida previamente, estando ya tibia. Esta mezcla se coloca en un frasco limpio y que se pueda tapar, y se conserva en la nevera, también se puede enterrar en un hoyo, hasta la mitad del frasco. Se usa para ulcera, si es de mucho tiempo se toma 3 cucharaditas por día, o sino una por día, siempre lejos de las comidas, y antes de comer.

Sirve también para gastritis y acidéz. Si  esta receta se fermenta, se tira todo y se prepara otro igual.

Cocú

Es excelente para hepatitis mal curada, para cáncer en el higado, para cirrosis hepática. Se usa solamente fresca, nunca se la cocina. Se prepara de la siguiente manera: Un buen mazo de cocú se machaca muy bien, puede ser con ayuda de la licuadora, y con agua suficiente se lo mezcla y deja reposar en el rocío de una noche para otra, se toma un vaso en ayunas. Abre el apetito, limpia el hígado de intoxicaciones, inclusive combate los efectos de picaduras de serpiente, cura completamente en tres días.

Sauce llorón

Se lo usa en esencia, en extracto, es excelente antibiótico, y analgésico poderoso, también se puede hacer aceite analgésico.

Hinojo

Fuerte aliado para combatir el mal aliento, los sudores. Se la puede mascar directamente. Además disminuye el apetito. Para problemas pulmonares; es poderoso, se usa en esencia, destilado, jarabe y también se puede calentar en aceite, en la sartén, un poco de hinojo, esto se derrame dentro de un trapo y se aplica sobre la espalda, sobre el pulmón, por una hora.