Temen desastre por derrumbes

Temen desastre por derrumbes

POR NARCISO PEREZ
SANTIAGO.-
Residentes en la calle 44 de la urbanización El Embrujo II denunciaron ayer que corren peligro, por los constantes derrumbes que se producen en la parte trasera de sus viviendas.

Mercedes Méndez, Altagracia Genao, Carlos Fernández y Fernando Ottemwalder, hablando en nombre de unas 18 familias, dijeron que el pasado sábado, cuando se registró un fuerte aguacero, se produjeron nuevos derrumbes en las inmediaciones de una cañada que cruza por el lugar.

“Solicitamos a las autoridades de la Secretaría de Obras Públicas que vengan en nuestro auxilio, ya que tenemos niños y jóvenes que en cualquier momento pueden caer al vacío en la parte de atrás de nuestras casas”, dijo el comerciante Fernández.

Precisó que los derrumbes se producen desde hace varios años, pero que se han intensificado en los últimos meses, en la medida que llueve y la cañada se desborda.

Debido a ese problema, ya las casas números 20, 21, 22, 23 y 24 de la calle 44 han perdido parte de sus respectivos patios.

La señora Méndez sostuvo que son las autoridades gubernamentales las que tienen que ir en su ayuda, ya que la empresa constructora de la urbanización no tiene compromisos con ellos, pues hace más de 20 años que compraron las viviendas.

Fernández, dueño de un colmado-heladería, manifestó que están viviendo en zozobra, ya que en cualquier momento pueden caerse las viviendas con los derrumbes. Una señora identificada como Bernarda Sánchez tuvo que abandonar su vivienda, ya que por ese problema perdió la cocina y parte de una habitación.

En este mismo sector, a unos 500 metros, existe una cañada que provocó daños considerables a varias familias.