Temas polémicos irán Cumbre

Temas polémicos irán Cumbre

MONTERREY, México (AP).- Los presidentes de 34 países americanos se reunirán el lunes y martes en esta ciudad para expresar su voluntad política sobre transparencia, gobernabilidad y desarrollo social, pero los temas de mayor polémica como seguridad regional, terrorismo, comercio e inmigración estarán en el diálogo bilateral.

El presidente George W. Bush llegará el lunes, como casi todos los gobernantes invitados, y espera usar la visita a la Cumbre Extraordinaria de las Américas para desplegar lo mejor de la diplomacia personal.

Bush sostendrá encuentros bilaterales solamente con los presidentes de México, Chile, Bolivia, Argentina, Brasil y Canadá.

La agenda formal tiene tres temas: estimular el crecimiento económico y reducción de la pobreza; promover el buen gobierno y combatir la corrupción; e invertir en la población para mejorar su calidad de vida y darle las herramientas de su propio éxito.

Pero, como lo ha anunciado en Washington la asesora de seguridad nacional Condoleezza Rice, en un continente en el cual sólo un país, Cuba, no tiene un gobierno elegido, habrá oportunidad para que Bush «recuerde a sus colegas los beneficios de los mercados abiertos y libres y las sociedades abiertas».

La reunión se produce en momentos de un descontento de gobiernos desde México a Brasil por la decisión de las autoridades estadounidenses de fichar a los visitantes extranjeros que llegan a Estados Unidos, así como la cancelación de vuelos comerciales sobre alegatos dudosos de posibles ataques terroristas.

Pero, muchos otros llegarán también alentados por la propuesta del presidente George W. Bush de dar legalidad temporal a los inmigrantes indocumentados que tienen ya trabajo en Estados Unidos, y la posibilidad de acoger a otros que están en el exterior con una oferta de empleo para ocupaciones rechazadas por los nativos.

«Es una demostración de colaboración, que nosotros apreciamos», dijo el presidente mexicano Vicente Fox. «Pero, vamos por más».

La reunión ha sido llamada «extraordinaria» debido a que se realiza entre las cumbres «ordinarias» de Quebec, Canadá, efectuada en abril del 2001 y la prevista para Argentina en el 2005.

Esa condición ha hecho que la agenda se refiera a «temas específicos y cuantificables» y deje de lado aquellos que han dominado estos encuentros desde que se realizaron por primera vez en Miami en 1994, según funcionarios del Departamento de Estado.