«Técnicos de diversos países discuten políticas sobre el cambio climático»

«Técnicos de diversos países discuten políticas sobre el cambio climático»

Con el objetivo de intercambiar puntos de vista para poner en práctica las estrategias de desarrollo con emisiones bajas de carbono en el contexto doméstico en la Región Latinoamericana y Caribeña, el Consejo Nacional para el Cambio Climático y el Mecanismo de Desarrollo Limpio junto al Ministerio de Ambiente y el Proyecto Carbono 2012 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) organizaron el Seminario Internacional sobre «El Desarrollo Socioeconómico Compatible con el Cambio Climático: Futuras Implicaciones».

El evento, que se desarrollará durante los días 1 y 2 de septiembre en el Hotel V Centenario, cuenta con la participación de representantes de Guatemala, Honduras, México, Panamá, República Bolivariana de Venezuela y República Dominicana.

El conclave explorará como las Estrategias de Desarrollo con Bajas Emisiones de Carbono (LCDS, por sus siglas en ingles) contenidas en los Acuerdos de Cancún, pueden interpretarse como un instrumento para preservar políticas que actualmente permiten mantener trayectorias baja en carbono.

Asimismo, como estos pueden ser utilizados para el desarrollo económico y social, agrupando instrumentos y medidas para el diseño e implementación de estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático.

La apertura del evento estuvo encabezada por el Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Ing. Ernesto Reyna, el representante adjunto del Sistema de Agencias de Naciones Unidas en el país, Mauricio Ramirez y el Vicepresidente Ejecutivo del Consejo Nacional para el Cambio Climático y el Mecanismo de Desarrollo Limpio, Lic. Omar Ramírez Tejada.

Ramírez explicó que los Acuerdos de Cancún exigen un cambio de paradigma hacia sociedades con economías baja en carbono y proporcionan una oportunidad clave para que las partes se enfrenten al cambio climático con mayor eficacia en el contexto de las prioridades nacionales de desarrollo.

«Este encuentro ofrecerá una oportunidad única para explorar cómo este enfoque encaja con el emergente régimen climático internacional, así como el papel de los instrumentos domésticos e internacionales», dijo.

Mauricio Ramírez, destacó que el evento es muy importante como punto de encuentro entre los sectores de la economía y el desarrollo dominicano a través de este tipo de análisis y evaluación de las políticas públicas puede permitirle al país tener instrumentos más adecuados a partir de estos retos que implican el cambio climático.

Mientras que Ernesto Reyna, destacó que el país necesita priorizar las medidas de adaptación al cambio climático, ya que en términos de mitigación las emisiones son menores que otras naciones.

Destacó que en estos esfuerzos se requiere el consenso de toda la sociedad.

De su lado, Omar Ramírez, recordó que la Cumbre de la Tierra del 1992 significó el reconocimiento de que el estilo de desarrollo adoptado hasta entonces había resultado ser ecológicamente depredador, socialmente perverso y políticamente injusto.

Sin embargo, dijo, a menos de un año para la celebración de la Cumbre de Río+20 en términos de desarrollo sostenible, el balance de la región no ha sido muy positivo.

«No cabe dudas, hay avances significativos en lo que se refiere a la toma de conciencia y a la entrada en vigor de normas jurídicas nacionales e internacionales, pero todavía «persisten importantes desafíos» y que se hace indispensable revertir las tendencias actuales de degradación ambiental del medio natural y del medio urbano y, en particular, eliminar a un ritmo vigoroso la pobreza y la inequidad que afligen a los países de la región», expresó.