Técnicos de lucha reafirman
compromiso con el deporte

<p>Técnicos de lucha reafirman<br />compromiso con el deporte</p>

Decenas de técnicos de lucha reafirmaron su compromiso de redoblar sus esfuerzos para continuar con el plan de fomento y desarrollo de esa disciplina en todo el país.

Unos 70 entrenadores de la disciplina fueron reunidos durante dos días en el marco del Convivio Nacional de Entrenadores celebrado el pasado fin de semana en el vacacional Española de la autopista 6 de Noviembre, convocados por la Federación Dominicana de Lucha Amateurs.

«Tenemos un compromiso de continuar fortaleciendo nuestro programa de desarrollo para seguir cosechando los nuevos talentos que serán el relevo de los exponentes de hoy», dijo el profesor Antonio Acosta, presidente de la entidad, quien encabezó el convivio junto al también profesor Onésimo Rufino Gómez, secretario general y otros dirigentes.

Los técnicos fueron dotados de los implementos necesarios para llevar a cabo las prácticas en sus respectivos municipios. Esto incluye ropa de entrenamiento con zapatillas, tenis, pitos, cronómetros y otros. Correctamente uniformados, los técnicos también recibieron orientaciones sobre las actualizaciones de las reglas, sistema de entrenamiento y preparación física.

Durante la reunión también recibieron informaciones sobre higiene y medio ambiente, la cual tuvo como exponente a la licenciada Felicita de Vargas, mientras que el doctor Leonardo Monsanto ofreció informaciones oral y escrita sobre salud y especialmente del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

Durante la reunión se informó del proceso de carnetización de los atletas, según su categoría y rama, además se escucharon las inquietudes de los técnicos y de sus respectivas asociaciones.

Se anunció que próximamente se iniciará un proceso de eliminatorias a nivel nacional, así como cursos para entrenadores y árbitros.  En la apertura del convivio participó el licenciado Luis Mejía Oviedo, presidente del Comité Olímpico Dominicano, quien destacó el trabajo que realizan los técnicos de lucha en todo el país, ponderando su crecimiento numérico y cualitativo.