Tantas reformas podrían entorpecer la fiscal

Tantas reformas podrían entorpecer la fiscal

Ramon Núñez Ramírez

Merece el mayor de los elogios los esfuerzos del presidente Abinader por impulsar una serie de reformas contando con la participación del liderazgo político representado en el Congreso, así como los sectores participantes en el Consejo Económico y Social, sin embargo la magnitud de cada una de esas reformas, agotaría muchas jornadas, quizás de varios meses o años, y podría retrasar la aprobación de la reforma más importantes que es la fiscal.

El Presidente ha planteado la Reforma Constitucional Eléctrica, a pesar de que hay un pacto firmado, Agua, Policía Nacional, Salud, Seguridad, Transformación Digital, Fiscal, Hidrocarburos, Laboral, Modernización del Estado y Transparencia.

Solo baste recordar que el Pacto Eléctrico se discutió por más de un año, debió ser firmado el 26 de octubre de 2017 y una serie de actores, entre ellos el PRM, se negaron a formarlo y el mismo documento fue firmado el 25 de febrero de este año y aun no se inicia su aplicación.

En el caso de la Reforma Constitucional, por las implicaciones de modificar el pacto social contemplado en la Carta Magna de 2010, elogiada por especialista de varios países, demandará de una discusión amplia, porque se supone no se limitará al tema de la independencia del Ministerio Publico del Poder Ejecutivo.

Obviamente que en esta modificación surgirán sectores que tratarán de modificar el Art. 37 sobre el Derecho a la Vida, con la finalidad de permitir las tres causales y luego el aborto como derecho de la madre, también tratarán de modificar el Art. 55 para permitir las uniones entre personas del mismo sexo y habrá quienes propongan modificar el Art.18, Sobre la Nacionalidad, con la finalidad de permitir que los hijos de inmigrantes ilegales sean dominicanos y por vía de consecuencia borrar la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional.

Otras propuestas surgirán en el camino.

A nuestro juicio la reforma más importante es la fiscal, porque de ella depende se preserve el crecimiento con estabilidad, de que no llegar a la insostenibilidad fiscal con una crisis de deuda, pérdida de confianza de los mercados de capitales y severos ajustes.

El éxito de varias de esas reformas, como la del Agua, Policía Nacional, Seguridad, Salud, Hidrocarburos, dependen de que el Gobierno logre una presión tributaria adecuada para emprender los proyectos que garanticen el éxito de estas.

En conclusión la agenda de reformas del presidente Luis Abinader es sumamente ambiciosa y corre el riesgo de que por lo extensa no se puedan realizar todas, especialmente porque hay una fecha fatídica y es cuando el país se vea inmerso en la precampaña de los partidos y eso será en 2023 o quizás antes.