Suprema rechaza declinar juez

Suprema rechaza declinar juez

POR DIEGO PESQUEIRA
La Suprema Corte de Justicia rechazó ayer una demanda en declinatoria por sospecha legítima interpuesta por Ramón Báez Figueroa contra el juez Antonio Sánchez Mejía, juez presidente del tribunal colegiado de Primera Instancia del Distrito Nacional, que conocerá el juicio de fondo contra los implicados en un fraude superior a los 74 mil millones de pesos a través del quebrado Banco Intercontinental BANINTER a partir del próximo tres de abril.

La decisión de la Suprema está contenida en la resolución número 796-2006, de fecha 31 de marzo.

En el caso BANINTER están implicados junto a Báez Figueroa, los señores Marcos Báez Cocco, Luis Alvarez Renta, Vivían Lubrano de Castillo y el abogado Jesús María Troncoso Ferrua.

El pedido en declinatoria por sospecha legítima fue presentado por el doctor Marino Vinicio Castillo, y los licenciados Juárez y Vinicio Castillo Semán, el pasado 14 de febrero.

En la instancia, los abogados de Báez Figueroa, alegan que el juez Sánchez Mejía se auto apoderó de manera irregular del proceso seguido contra los prevenidos en el caso BANINTER, lo que entendían era una violación a la ley.

La Suprema, luego de estudiar y analizar la solicitud, comprobó que en la especie “no obstante ser cierto que este proceso se inició antes de la entrada en vigencia del Código Procesal Penal, la decisión emitida por la Cámara de Calificación del Distrito y el recurso de casación que fue conocido por la Cámara Penal de la Suprema contra la misma, son posteriores al 27 de septiembre del 2004, cuando ya había entrado en vigencia el Código Procesal penal”.

Agrega, el alto tribunal, que en la nueva legislación “no existe la figura jurídica de la declinatoria por causa de sospecha legítima ni por causa de seguridad pública”.

“Atendido, que en consecuencia y de acuerdo con el nuevo ordenamiento jurídico, la presente solicitud de declinatoria por causa de sospecha legítima resulta inadmisible”, precisó la Suprema.

La resolución del alto tribunal está sustentada en los artículos 78, 79, 80, 81 y 82 del Código Procesal Penal.

También, el juez Sánchez Mejía había sido recusado por la coacusada Vivían Lubrano de Castillo.

El magistrado Sánchez Mejía participó en la Corte que benefició con una orden de libertad a Báez Figueroa, quien guardó prisión en la cárcel de Najayo por varios meses.

Además, integran el tribunal colegiado las magistradas Pilar Rufino Díaz y Esmirna Méndez Alvarez, quien sustituye a la jueza Esther Agelán Casasnovas.