Suprema niega extradición

Suprema niega extradición

POR DIEGO PESQUEIRA
La Suprema Corte de Justicia rechazó ayer el pedido de extradición formulado por Estados Unidos contra el dominicano Ramón Amado Rodríguez, de 36 años de edad, por no haber indicios que comprometan su responsabilidad en esa nación. Las autoridades estadounidenses alegan que Amado Rodríguez entró a su territorio con documentos falsos con el nombre de Frank Álvarez, lo que la Suprema Corte consideró que no pudo ser demostrado.

Es el primer extraditable que logra obtener un fallo favorable en la Suprema Corte, luego comenzó a aplicarse el nuevo Código Procesal Penal en septiembre pasado.

Los jueces de la Cámara Penal la Suprema Corte se habían reservado el fallo luego de conocer varias audiencias.

No obstante, la Suprema Corte estudia otros pedidos de extradición que le formalizaron autoridades judiciales de Estados Unidos.

Los jueces del tribunal se reservaron el fallo para el próximo día 22 de abril en torno al pedido de extradición de Freddy Ignacio Vélez, acusado de tráfico de drogas.

Mientras que conocen la petición de extradición de José Aníbal Trinidad, quien es acusado de estafar al gobierno estadounidense a través de los denominados cupones de alimentos.

La Cámara Penal de la Suprema Corte fue facultada para decidir las solicitudes de extradición después de la vigencia del Código de Procedimiento Criminal el 27 de septiembre del año 2004.

El primer extraditado luego de la reforma procesal fue el ex capitán del Ejército, Quirino Paulino Castillo, el 18 de febrero, acusado de traficar con 1,387 kilos de cocaína.

En tanto que el pasado lunes fueron apresados por disposición de la Suprema Corte y encarcelados en Najayo los extraditables Juan Antonio Rincón (El Chacal) y Mayovanex de Jesús Adames.

Rincón está acusado de homicidio en primer grado y De Jesús Adames de tráfico de drogas.

Permanece en prisión a la espera de su proceso Eloy Domínguez, de quien se dijo que podría desistir de acudir por ante la Suprema Corte.

La Cámara Penal de la Suprema Corte la integran los jueces Hugo Álvarez Valencia, Edgar Hernández Mejía, Víctor José Castellanos, Dulce Rodríguez de Goris y Julio Ibarra Ríos.

Estos jueces, además de Paulino Castillo, han ordenado la extradición de otros dominicanos, entre ellos Francis Velázquez Minyetty, integrante de una poderosa banda que se dedicaba al tráfico de éxtasis en los principales países de la región.

La Cámara Penal de la Suprema ha ordenado orden de arresto contra los criollos Ramón Orlando, Robin Baldera y/o Simón Rodríguez, José Luis Concepción, Geraldo Sánchez, Miguel Pérez y/o Miguel Antonio Pérez, Jakay de la Rosa, Felipe Madera, Domingo Febles, José Roberto Mateo, Tomás Vargas y/o Jeannette Mercedes, Bernardo Jiménez, José Cosme y/o Franklin y/o Fausto Candelario Ortiz y José Rivera.

Además, Olivo Antonio Núñez, Porfirio Hernández y/o José Federico Hernández, Freddy Ignacio Vélez Rodríguez, Eloy Domínguez, Fernando Cruz Castro, Juan José Marte, José Simé Reyes y José Pimentel.

En representación del Ministerio Público actúan los procuradores adjuntos Gisela Cueto González e Idelfonso Reyes, mientras que la embajada estadounidense es representada por Analdi Alcántara Abreu.