Sugiere reforestar de forma natural

Sugiere reforestar de forma natural

POR MANASÉS SEPÚLVEDA
El ecologista Eleuterio Martínez recomendó ayer a las autoridades que las áreas de la cordillera Central afectadas por los incendios y que están dentro de los parques nacionales José del Carmen Ramírez y Armando Bermúdez deben dejarse intocadas porque se regenerarán solas y cualquier trabajo de reforestación prosperaría poco, además de que sería perturbadora del ecosistema.

Martínez dijo además que es lamentable el incendio en la reserva científica Miguel Canela Lázaro en la loma Guaconejo, en Nagua, porque allí existen los únicos árboles milenarios del país.

Dijo que, además es el único bosque fluvial que permanece virgen.

«Que nadie vaya a inventar de sembrar matitas y no sacar nada porque es un parque nacional donde los incendios son uno de los fenómenos naturales que se dan aunque esté inducido artificialmente. Es uno de los fenómenos naturales que conducen los procesos evolutivos,» explicó Martínez.

Indicó que nadie puede perturbar ese proceso y la reforestación desde el punto de vista técnico es un disparate, porque basta que llueva para que se recupere el bosque.

Señaló que el pino que se puede levantar es el que nace naturalmente. «Cualquier otra especie plantada sobre los 2,000 metros de altura, muere porque la temperatura baja de cuatro grados a cero, y a otra planta se le congela el cogollo y muere automáticamente», aseguró.

Agregó que en la cordillera Central se reproducen los Pinus Occidentalis y lo que se producen en los viveros locales son los de la especie Caribbea.

«Para que una mata de Pinus Occidentalis pueda darse allá arriba hay que coger la semilla de su misma especie, porque el pino de zona baja no prospera a esa altura,» indicó.

Consideró que en la Loma Guaconejo «sería una catástrofe lo que pasaría porque es el único bosque pluvial que todavía está virgen en el país.»

Expresó que allí hay árboles con más de mil años como es la sabina sin olor con ejemplares con 1,200 y 1,300 años, al igual que la Loma Quita Espuela que forman parte del mismo sistema de montañas.

Sin embargo dijo que el fuego de la Loma Guaconejo se puede combatir fácilmente porque en esa zona hay especies hidrófilas, como los helechos arbóreos, las manaclas y el resto de las especies tienen una baja combustibilidad.

«Toda la zona de Loma Guaconejo hasta Loma Quita Espuela en caso de ocurrencia de incendios se puede controlar fácilmente porque tiene cientos de fuentes fluviales, por ejemplo en Guaconejo nace el río Helechal y una serie de manantiales que van hacia el río Boba y río Nagua, diferente a la cordillera Central donde el pino verde quema más rápido que el pino seco», dijo.