Sugiere el médico familiar

Sugiere el médico familiar

POR ALTAGRACIA ORTIZ GÓMEZ
La medicina familiar es un reto para los países pobres en los que sólo 10% de la población tiene acceso a servicios altamente especializados, dijo ayer el doctor Adolfo Rubinstein, de Argentina. Recomendó que en el país se adopte de nuevo el servicio del médico familiar para que sea la puerta de entrada al sistema de Seguridad Social.

En una conferencia con motivo del  VIII aniversario del hospital General de la Plaza de la Salud, Rubinstein indicó que el médico familiar debe ser el primer contacto de la persona con los proveedores de servicios.

Advirtió que en cambio la medicina familiar no puede ignorar que la medicina ha avanzado y los procedimientos son muy modernos. «Eso no se puede dejar a un lado».

Explicó que hace su planteamiento porque el restablecimiento del sistema de la medicina familiar, es un modelo exitoso en los sistemas sanitarios en países desarrollados, como los de Europa.

Rubeintein indicó que además la medicina familiar reduce el costo de los servicios y el paciente retoma el criterio del médico de cabecera, el que primero llega a atender sus necesidades.

Señaló que la medicina especializada es exclusiva y excluyente, además de que con frecuencia genera inequidad, pero entiende que no puede ser soslayada.

Indicó que entidades nacionales como internacionales se esfuerzan en unificar los criterios de certificación de la especialidad de medicina familiar.

La medicina familiar es, dijo, «una especialidad relativamente joven, pero ahora hay una enorme explosión dada la implementación de modelos de seguridad social en América Latina», aunque indicó que todavía no hay una oferta de médicos esa especialidad.

LA CALIDAD

Rubistein aseguró que todos los países de Europa que tiene buenos sistemas de salud aplican la medicina familiar. «En esos países todas las familias tienen sus médicos y eso es calidad, pero además hay un problemas de costos. La medicina especializada es muy costosa», señaló.

Además, indicó, en América Latina la medicina especializada es poco equitativa porque el 90% de la población no puede llegar.

Indicó que en Cuba y Costa Rica, donde hay buenos servicios médicos para la población, se aplica el sistema de medicina familiar. “Allí la gente tiene su médico que vela por cada uno de los detalles de la salud de las familias”.

En la III Jornada Científica, en la que participó Rubistein, se desarrolló el tema Actualización en Medicina Familiar y Comunitaria. La actividad fue parte de la celebración del VIII aniversario de la fundación del hospital general de la Plaza de la Salud.

Entre los invitados disertantes estuvieron los doctores Santiago Martín, de España, Oscar Villegas del Carpio, de Costa Rica, Carlos Luaces, de España, Jordi Pou, de España, y Raúl Castellanos, de Puerto Rico.