Sudán rechaza orden  de arresto contra el Presidente

Sudán rechaza orden  de arresto contra el Presidente

JARTUM. AFP. El gobierno sudanés rechazó categóricamente la orden de arresto emitida ayer, miércoles,  por la Corte Penal Internacional (CPI) contra el presidente Omar el Bechir, cuyos seguidores salieron a la calle para proclamar su intención de protegerlo «hasta la último gota de sangre».

Los jefes rebeldes de Darfur, región del oeste de Sudán en guerra civil desde 2003, se congratularon en cambio de la decisión de la CPI. El Movimiento para la Justicia y la Igualdad (JEM) estimó imposible continuar negociando con Bechir.

El gobierno «expresa su rechazo total a la decisión de la CPI». Como Sudán «no es uno de sus miembros, el tribunal no es competente», declaró en El Cairo el jefe de la diplomacia sudanesa, Alí Karti.

Poniendo fin a un largo suspenso, la CPI anunció haber emitido una orden de arresto contra Bechir por crímenes de guerra y contra la humanidad en Darfur, donde, según la ONU, han muerto en el conflicto unas 300,000 personas. Jartum fija esa cifra en 10,000.

Zoom

Respuesta

Las autoridades sudanesas decidieron no obstante expulsar a una decena de ONG extranjeras, según responsables de la ONU y de esas organizaciones.

«Protegeremos a Bechir hasta la última gota de sangre», corearon  sudaneses congregados ante la sede del gobierno.  Los manifestantes agitaron pancartas con la efigie de su presidente mientras que algunos pisoteaban fotografías del fiscal de la CPI, el argentino Luis Moreno Ocampo.  También hubo actos de apoyo al gobierno en las tres grandes ciudades  de Darfur –El Facher, Geneina y Nyala–, según la Minuad, la Misión de la ONU y la Unión Africana de mantenimiento de la paz.